Los pequeños adictos de la casa

Los pequeños adictos de la casa

sep 10, 12 • In Misceláneas


Hay niños que sólo toman agua cuando se enferman. Su fuente de hidratación son las gaseosas.

Por Marcela Furlano
mfurlano@diariouno.net.ar

Al borde de la ciencia ficción, muchos consideran que el agua será el oro del futuro, la moneda de intercambio más valiosa. Es que este bien esencial para el desarrollo y la supervivencia de múltiples formas de vida no abunda y, para colmo de males, es mal utilizado o derrochado. Tan crítica está volviéndose la situación que el Instituto Internacional de Agua de Estocolmo afirma que en el 2050 la población mundial ascenderá a los 9.000 millones de habitantes, con lo cual no habrá agua suficiente para abastecer una vasta extensión de tierras agrícolas, ya que esta entidad calcula que el 70% del agua disponible del planeta se destina a la agricultura.

Escasa, pero la mejor
Los que tenemos la fortuna de tener agua para consumo humano con sólo abrir la canilla, por lo general, no valoramos lo importante que es su consumo para nuestra salud. Por eso es sumamente destacable que las XI Jornadas Nacionales de la Sociedad Argentina de Nutrición (que desde el jueves y hasta hoy se desarrollan en nuestra provincia) tengan como eje central el consumo de agua para nuestra hidratación.

Los profesionales de la nutrición ven con preocupación un fenómeno que se inicia a temprana edad: los niños se hidratan con jugos artificiales o gaseosas, dejando de lado el agua. Es habitual ver que muchos padres salen con sus hijos pequeños en los cochecitos, con el bolso de los pañales y una mamadera con gaseosa para cuando el niño tenga sed. Con esto se lo acostumbra a incorporar el sabor dulce y los azúcares son sustancias muy adictivas, sobre todo si se habitúan a consumirlas desde temprana edad. Los niños, sobre todo los más pequeños, se adaptan a comer y beber lo que los adultos a su cargo le dan: verduras, carne, dulces, gaseosas, agua. Todo depende de cómo vamos educando sus papilas gustativas, porque ellos no nacen con la predilección por los dulces, los snacks, las bebidas azucaradas, los “educamos” en ese sabor.

El consumo de agua en los niños es tan importante que puede constituirse en determinante en trastornos alimentarios como el sobrepeso y la obesidad. Charlando con médicos mendocinos, me han dicho que muchas veces los padres llegan sorprendidos a los consultorios porque los chicos están “gorditos” y no entienden por qué, porque tienen una alimentación equilibrada, pero si el pediatra pregunta, suele encontrar la causa no en lo que comen, sino en lo que beben: hay chicos que el único líquido que toman –a excepción de la leche– es la gaseosa, que consumen en almuerzos, cenas y meriendas. Y lógicamente es decisiva en el aumento de peso.

Otras fuentes de hidratación para los chicos son la leche, los jugos de frutas, los caldos, los licuados y las verduras, algo que, aunque les cuesta un poco, es más fácil que se acostumbren a incorporar esos sabores cuando son más chiquitos.

Medidas para desalentar su consumo
El alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg, aplicará en marzo de 2013 una medida para prohibir la venta de gaseosas de más de medio litro, absolutamente alarmado por las cifras que los afectan directamente: el 58% de los adultos en Nueva York son obesos o tienen sobrepeso y el mismo problema afecta al 40% de los niños de las escuelas públicas. Y dio otra cifra: la obesidad es la causa de muerte de más de 5.000 personas al año en esa ciudad.

Nosotros no hemos llegado a valores tan graves, pero el creciente número de niños y adolescentes con sobrepeso y obesidad es una señal de alarma que no debemos desoír. Y recordar cuando nuestros hijos estén jugando, corriendo, y vuelvan transpirados porque tienen sed, ofrecerles agua. Porque nosotros somos responsables de sus buenos y malos hábitos alimenticios.

http://www.diariouno.com.ar/afondo/Los-pequeos-adictos-de-la-casa-20120908-0038.html

Compartir

Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Scroll to top