Tesis sobre un homicidio de Diego Paszkowski

Tesis sobre un homicidio de Diego Paszkowski

ene 19, 13 • In Letras, Música y Letras

Tesis sobre un homicidio. Autor: Diego Paszkowski

Editorial Sudamericana

Tras recibirse de abogado en Francia con un promedio brillante, a los 23 años Paul Besançon regresa desde París a Buenos Aires para asistir a un Seminario del prestigioso criminalista Roberto F. Bermúdez. Al promediar el curso, el cadáver de una joven aparece detrás de la Facultad. El profesor sospecha de su mejor alumno, pero, por primera vez en su vida, no sabe cómo probarlo. Este, en cambio, entre el desprecio por el resto de la Humanidad y su obsesión devota por la actriz Juliette Lewis, avanza en la demostración de su tesis sobre la imposibilidad de la Justicia.

Tesis sobre un homicidio” ganó el premio de Novela del diario La Nación en 1998 entre doscientos cincuenta textos, por unanimidad del jurado compuesto por Tomás Eloy Martínez, María Esther De Miguel, Marhta Mercader, Eduardo Gudiño Kieffer y Martín Noel. Es la primera novela que publica Diego Paszkowski, su autor.

Según Tomás Eloy Martínez, la novela de Paszkowski “marca un renacimiento del relato argentino con una fuerza que no se veía hace mucho tiempo. Hay un lenguaje muy personal y diferente en ‘Tesis’ y una tensión constante en el tono del relato. Para quien conoce el oficio, se nota mucho trabajo y mucha exigencia interna. Lo bueno es que el lector no se va a dar cuenta”.

Prólogo de Justo Navarro para la edición de bolsillo (2007):

Tiene Diego Paszkowski propensión a la aventura y la intriga, géneros que, tratados con ingenio, hacen de lo fabuloso un ingrediente habitual de lo cotidiano. Supongamos que un ser excepcionalmente favorecido por la fortuna idea en una biblioteca un crimen. Lo cometerá por amor al arte del asesinato: no para burlar a la justicia en beneficio propio, sino para demostrar que la justicia es una burla, un fiasco, literalmente justicia ciega, torpe, ineficaz e incapaz. No será castigado el asesino, porque actúa desinteresadamente, como un científico, o por gusto, por amor a las artes jurídicas. Diego Paszkowski ha inventado un criminal puro, licenciado en Derecho, carrera elegida para demostrar que la vida vale poco, y mucho menos la ley. Es un niño rico, de 23 años, el joven abogado Paul, hijo de diplomático francés. Ve la ley como un intento ridículo e imposible de organizar el desorden. A Buenos Aires, donde su padre sirvió en la embajada de Francia, ha vuelto para matar por placer, porque quiere, impunemente, bien educado en los museos y los clásicos y las películas de Juliette Lewis. El licenciado sufre una fijación, una pasión impotente por la protagonista de Natural Born Killers, y Diego Paszkowski se ha arriesgado a entrar en la mente monstruosa del fan de Juliette. La novela de tesis se metamorfosea asombrosamente en un psycho-thriller. Preparado en la biblioteca de la Facultad de Derecho, el asesinato perfecto implicará a un profesor, antiguo juez, inesperado detective a la caza de la fiera inteligente. Es una figura de la Serie Negra clásica, porque el maestro de juristas está gastado y cansado, como salido de una película de los años cuarenta y cincuenta, pero sin pistola ni sombrero, abandonado por su mujer, bebedor: la vida es un fracaso personal. Lo único que le queda al pobre es la confianza en la justicia. Y entonces alguien viene a decirle que la justicia no vale, y se lo demuestra cometiendo un crimen repulsivo bajo la ventana del aula donde el profesor imparte sus clases. No sabemos todavía si Diego Paszkowski y su detective ebrio conseguirán burlar al burlador de la ley, asesino de manos delicadas y crueles, que no dejan huellas. A la verdad se llega a partir de ciertos indicios, y, como decía Watson, la investigación debería ser una ciencia exacta, pero en este crimen no hay indicios que permitan aplicar la lógica detectivesca. Queda una posibilidad para solucionar el caso, propia de la novela negra a la americana, tal como la interpretó Gilles Deleuze: la verdad es lo de menos, y sólo cabe esperar los errores del sospechoso, el momento en que el culpable reincide. La misión del detective es “provocarlo, obligarlo a manifestarse tendiéndole una trampa”. Deleuze, pesimista, adivinó que la solución de los casos criminales depende muchas veces de la delación y la tortura, y Diego Paszkowski lo pone a prueba, como en un juego, en su inusitada y terrible novela policial, que, fiel a la tradición argentina de la literatura de crímenes, acaba planteando implícitamente una reflexión metafísico-política, muy preocupante en este caso. Gilbert Keith Chesterton vio en los enigmas policíacos un emblema de misterios más altos, y no es improbable que tuviera razón.

http://www.paszkowski.com.ar/narrat02a.html

Fin de rodaje de “Tesis sobre un homicidio”, un policial con Darín

“La historia se fue convirtiendo en un policial negro con personajes obsesivos, con luces duras y sombras penetrantes y también la música y el sonido tienen que ver con esa tónica típica del género”, expresó Goldfrid durante una charla con Télam, en el marco de la fiesta de fin de rodaje de la película.

El filme aborda la historia de Roberto Bermúdez (Darín), un prestigioso abogado que alejado de la actividad legal y dedicado a la docencia, ve alterada su vida cuando se convence de que Gonzalo (Ammann), uno de sus mejores alumnos, fue el autor de un brutal asesinato que ocurre frente a la Facultad de Derecho.

Hombre escéptico y de actitudes soberbias, con una caótica vida personal, Bermúdez decide revelar la verdad sobre el crimen y emprende una investigación personal que se transformará en obsesión y lo arrastrará hacia sus zonas más oscuras.

La trama, basada en la homónima novela del periodista Diego Paszkowski, “es una historia muy humana. Hablamos de una persona que es llevada desde sus entrañas hacia otro lugar; es una película con un personaje que se sumerge en una realidad inesperada para él”, describió el también realizador de “Música en espera”.

“Era importante construir un verosímil atrayente e identificable. La película va conducida por el personaje interpretado por Ricardo, que lleva la trama”, agregó.

“Son personajes muy oscuros pero -a su vez- con muchos rasgos de humanidad, persiguiendo la idea de que el espectador pueda identificarse con ellos y a partir de ahí ir transitando todo el camino juntos”, afirmó Goldfrid.

Por su parte, Ricardo Darín afirmó que lo que más lo sedujo de esta propuesta fue “el libro, los diálogos, que es una película de suspenso con un planteo atractivo”.

El actor que disfruta del éxito de su último trabajo en el cine, “Elefante blanco”, dijo que “cuando un libro está bien escrito no importa el género. Esta película tiene un guión muy sólido, algo que no es frecuente. Espero que la vibración que tiene esta historia permita al espectador disfrutar cada uno sus detalles”.

Según Ammann, coprotagonista de la historia, explicó que “mi personaje se enfrentará al de Darín, ambos competirán de manera dialéctica y dominados por el ego. Hay un planteo básico acerca de la noción que cada uno tiene sobre la justica, desde el prisma personal”.

“Este es un personaje oscuro -agregó el actor cordobés que triunfa en la pantalla grande española- que camina sobre una delgada línea, con una ambigüedad muy grande y nunca sabés realmente qué está queriendo decir. Fue difícil componer a alguien que se mueve al borde, nunca me había tocado hacer algo así y resultó un gran aprendizaje”.

En tanto, Calu Rivero, quien se destaca en la tira “Dulce amor” en Telefé, agregó que “mi personaje es la hermana de la joven asesinada brutalmente y mi modo de ingresar a la trama es especial”, detalló luego de concluir ocho semanas de rodaje.

“La verdad es que todos fueron muy buenos conmigo en el set, fue mi primer papel en cine y la generosidad de Ricardo fue excepcional, sin necesidad de deber serlo, me dejó lucir”, dijo la actriz que formó parte de “El elegido”, una de las ficciones más importantes del 2011.

El relato, a cargo del guionista Patricio Vega, “tiene algo muy fuerte y atractivo. Es potente, es una historia que desde la primera página hasta la última se devora. Tanto la novela de Diego como la adaptación de Patricio son muy sólidas y a partir de eso empezamos a hacerlo realidad”, destacó Goldfrid.

Arturo Puig, quien protagoniza la pieza teatral “El precio” desde hace un año y medio y encarna en esta trama a un elegante juez amigo del personaje de Darín y casado con su ex esposa, afirmó que “el libro me atrapó desde el principio, me encanta leer y ver policiales con una estética oscura como sucede en este caso”.

En relación a la expectativa sobre la llegada de la cinta al espectador, el director explicó que “esta es una película que habla de muchos temas, sin lugar a dudas de la justicia y reflexiona sobre el comportamiento del humano a partir de momentos límites, y creo que a partir de este factor el espectador va a terminar movilizado, reflexionando e identificándose con los personajes”.

http://www.pronto.com.ar/articulo/espectaculos/fin-de-rodaje-de-tesis-sobre-un-homicidio-un-policial-con-darin/20120623150032067280.html

Compartir

Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Scroll to top