Tres ejes: agua, tevé y reforma

Tres ejes: agua, tevé y reforma

mar 3, 13 • In Columnas, Política, Tapa

Sin Cristina, Pérez tuvo más lucimiento personal. Fuerte: revisará políticas implementadas durante el gobierno de Jaque. La tevé propia y la reforma


El Gobernador y la Presidenta. Ilustración de Diego Juri.

Por Andrés Gabrielli
Columnista de Diario Uno

Tuvo suerte el gobernador. También el peronismo mendocino. Aunque les cueste admitirlo, la ausencia de la Presidenta los terminó beneficiando.

Más allá de que no se encuentre en su mejor momento en materia de popularidad, Cristina Fernández, con su presencia, les hubiera contagiado, necesariamente, a los festejos de la Vendimia, un clima tenso y agitado.

Sin ella, los actos oficiales estuvieron distendidos, amables. Cordiales. Sobre todo cordiales, un estado de ánimo al que es imposible arribar cuando la jefa de gobierno despliega su estilo.

Sin el encandilamiento que Cristina le produce, y con la suplencia tan deslavazada del vicepresidente Amado Boudou, Francisco Pérez fue lo que tenía que ser: el anfitrión con todas las letras. El centro de la fiesta.

Como le corresponde y le compete a cada gobernador.

Agua, tevé y Constitución
Con toda la cancha para sí, Pérez pudo desplegarse a voluntad, tanto en el desayuno de la Coviar, en el Hyatt, como en el almuerzo de los bodegueros, en Los Toneles.

De la importante cantidad de contenidos que se fueron tirando a la palestra, hay tres que, en el resumen, destacan por su significación.

Uno de ellos, el más trascendente, saltó en el discurso mañanero del Hyatt y refiere al manejo del agua.

Los otros dos temas, que cobraron cuerpo con el correr de los días, fueron ventilados por las usinas políticas: la televisión pública provincial y la reforma de la Constitución.

Tapando los pozos del Caballo
Por tratarse del recurso vital de la provincia, la problemática del agua se instaló como lo principal dentro de los mensajes.

Pérez apuntó en dos direcciones.

En primer lugar, mandó revisar la legitimidad de una veintena de pozos que había otorgado la gestión de Irrigación durante el gobierno de Jaque.

Un gesto fuerte, de vastos alcances institucionales y políticos, de esos que no abundan, precisamente, en el contexto nacional. Solo Arturo Lafalla, entre sus predecesores peronistas, fue capaz de revisar con tanta voluntad actos considerados incorrectos o ilegítimos de sus “compañeros” de partido en la provincia.

Esta decisión, cuyo destino quedó en manos de la Corte local, roza a Jaque (quien, quizá por eso, decidió quedarse en su embajada de Colombia), pero, también, principalmente, al sector interno “azul”, responsable, en ese entonces, de Irrigación en la figura del superintendente Eduardo Frigerio, pero, sobre todo, de su jefe político en las sombras, Jorge Villalón.

Villalón, alias Caballo, ha sido, históricamente, mano derecha de Juan Carlos Mazzón, alias Chueco, todavía asesor top de la Presidencia y gurú del peronismo mendocino “azul”.

Todo un merengue.

Porque, además del ruido político, quedan afectados intereses de influyentes hombres de negocios. Como Marcelo Tinelli, partícipe de un desarrollo vitícola en Mendoza que cuenta con uno de “los pozos de Villalón” que tanto escándalo causaron y que, siempre, motivaron expeditivas resoluciones de Pérez para reencauzar las cosas desde que asumió la gobernación.

El agua, una batalla cultural
Pérez anunció en paralelo su idea de modernizar la legislación del agua que rige en la provincia.

Lo guía un hecho de comprobación elemental: el desperdicio, flagrante, del recurso.

Su numen, en esta cuestión, es el actual superintendente de Irrigación, José Luis Alvarez.

“Cada vez tenemos más necesidades, pero no damos un salto de calidad”, explica Alvarez. “El cambio climático, entre otros factores, nos impone nuevos desafío. Por ejemplo, este año no hemos tenido nieve en la montaña pero sí muchas lluvias, como evidenciaron los aluviones. Pues bien, esta agua se pierde irremediablemente. Necesitamos obras que la contengan. Y desarrollo tecnológico en los establecimientos privados”.

Ese es uno de los tantos puntos que contempla una problemática compleja y sensible.

La batalla, para Pérez, será más cultural que política. No resulta sencillo entrometerse con las costumbres arraigadas de los mendocinos y con sus derechos adquiridos.

El canal Pako Pako
La novedad de las últimas horas, comunicada antes de los festejos centrales, fue la puesta en marcha del canal provincial de televisión pública.

La idea era que lo inaugurara, simbólicamente, la Presidenta. Ausente ella, se le bajó el perfil a un emprendimiento con el cual Pérez quiere dejar marcada a fuego su impronta.

Se llamará Acequia porque las acequias, según el gobernador, unen a la vez que transportan nuestra savia vital.

¿Se viene un 678 menduco?, es el temor de muchos.

“De ninguna manera”, dicen sus exégetas, como el subsecretario Pablo Bicego. Será para generar contenidos de calidad, para poner en valor a Mendoza en todos sus rubros, para darles cabida a los municipios, para fomentar la actividad política.

¿Y la pluralidad?

Si se transforma en sociedad del Estado, la oposición estará representada, argumentan.

Un verdadero desafío, en todo caso. Que puede resultar muy bueno o muy malo. Difícil es que quede a medias tintas.

Otra vez la reforma
Paco Pérez necesita curarse en salud. Por sí mismo.

El discurso de Cristina Fernández, el viernes, en el Congreso, no le brindó prácticamente ninguna satisfacción personal. Algo que sí ocurrió con su par (y competidor) sanjuanino José Luis Gioja, que sí recibió la expresa bendición presidencial de su megaproyecto para el paso de Agua Negra y que, curándose él sí en salud, obvió la Fiesta de la Vendimia mendocina para irse a Canadá, reafirmando la voluntad minera de su provincia.

¿Cómo pretende dejar su huella Pérez en el sedimento de la historia?

Con la reforma constitucional.

No se ha entregado.

El peronismo insistirá en la Legislatura con un proyecto de Gustavo Valls que abre las puertas apelando a los referendos de 2001 y 2009. Luego, el gobernador, si todo marcha bien, hará la convocatoria formal.

Son batallas mayores. Para trascender. En un año muy difícil, con pronóstico reservado para el PJ apuntando a las elecciones de octubre.

En función de todo esto, Pérez todavía no termina de comprender cuánto crecen su estrella personal y su figura cuando no se apichona bajo el ala de su idolatrada presidenta.

http://www.diariouno.com.ar/mendoza/Tres-ejes-agua-TV-y-reforma-20130303-0029.html

 

Compartir

Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Scroll to top