“La revolución es un sueño eterno” de Andrés Rivera

“La revolución es un sueño eterno” de Andrés Rivera

may 25, 13 • In Letras, Música y Letras

En La revolución es un sueño eterno Andrés Rivera interroga el pasado argentino y muestra algunos de los rasgos con los que nace nuestro país a principios del siglo xix. La conclusión es dramática: hay capítulos de nuestra historia que parecen repetirse sin remedio. Tal vez por eso, a pesar de la gran distancia temporal que nos separa de él y de su época, Castelli parece ser hoy nuestro contemporáneo. Los turbulentos días de mayo de 1810 han quedado lejos. Tras ser uno de los representantes de la Primera Junta y el gran orador de la revolución, Juan José Castelli está confinado en su casa, derrotado como hombre político y consumido por una enfermedad que lo llevará a la muerte. Con las pocas fuerzas que le quedan escribe ahora, en un cuaderno de tapas rojas, sus pensamientos y recuerdos. Ya no hay lugar para las acaloradas polémicas entre adversarios. Es que “el invierno llega a las puertas de una ciudad que extermina la utopía pero no su memoria”. Y ese deseo malogrado de forjar entre todos un país libre y justo se convertirá en la obsesión de sus últimos días: ¿acaso hay alguna revolución que pueda compensar la pena de los hombres o se trata, simplemente, de un sueño imposible? La revolución es un sueño eterno es una novela espléndida, en la que Andrés Rivera muestra de manera singular su gran competencia como narrador, un sugestivo dominio del lenguaje y una notable habilidad para iluminar zonas cristalizadas del discurso histórico oficial. En 1992 obtuvo el Premio Nacional de Literatura, merecido reconocimiento a un relato que va más allá del cruce fecundo entre ficción e historia.

Andrés Rivera (Marcos Ribak, su verdadero nombre) nació en Buenos Aires, en 1928. Obrero textil, periodista y escritor, comenzó a escribir a finales de 1950. Esos años componen un primer momento en su obra: El precio (1957), Los que no mueren (1959), Sol de sábado (1962) y Cita (1965). En 1972 aparece Ajuste de cuentas. Luego de esa publicación, Rivera se sumergió en el silencio durante diez años. Con Una lectura de la historia (1982), inaugura su siguiente etapa creativa. En 1985 obtuvo el Segundo Premio Municipal de Novela por En esta dulce tierra, y en 1992 el Premio Nacional de Literatura por su novela La revolución es un sueño eterno (Seix Barral, 2005). Títulos como La sierva, Mitteleuropa, El farmer, Nada que perder, La lenta velocidad del coraje, El profundo Sur (Seix Barral, 2006), Tierra de exilio, Cría de asesinos, Hay que matar, Ese manco Paz, Esto por ahora (Seix Barral, 2005), Punto final (Seix Barral, 2006), Por la espalda (Seix Barral, 2007), Traslasierra (Seix Barral, 2007), El amigo de Baudelaire (Seix Barral, 2008) y Guardia Blanca (Seix Barral, 2009) colocan a Rivera entre los autores más reconocidos por el público y la crítica especializada.

http://www.casadellibro.com/libro-la-revolucion-es-un-sueno-eterno/9789507314728/1232627#modSipnosis

 

Compartir

Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Scroll to top