Tres buscando el quinto boleto

Tres buscando el quinto boleto

oct 20, 13 • In Columnas, Política, Tapa

Mientras el PJ juega su ficha final en las comunas y la UCR gasta a cuenta, Félix, Del Caño y Cousinet libran el duelo más atractivo por la diputación

Los candidatos a diputado: Omar Félix, al centro, Graciela Cousinet y Nicolás del Caño.

Los candidatos a diputado: Graciela Cousinet, Omar Félix y Nicolás del Caño (Ilustra Diego Juri para UNO).

Por Andrés Gabrielli
Columnista de Diario UNO

La del domingo próximo será una elección llena de rarezas, como dijimos una semana atrás.

Dentro de los condicionantes afectivos, el más afectado fue el gobernador Francisco Pérez, un hombre ya de por sí afectivo y propenso a las efusiones.

Le fueron cayendo de a uno los hechos. Como una cascada en ralentí. Primero fue la enfermedad de la Presidenta. Luego, el accidente de su par José Luis Gioja. Esta semana, el suicidio de su custodio, el sargento Jorge Villagra.

Villagra, a quien apodaban cariñosamente Chupete en la intimidad de la Casa de Gobierno, era considerado “un pan de Dios” por el entorno del gobernador.

Pérez estuvo peregrinando entre hospitales y velorios (incluyendo el de la diputada sanjuanina Margarita Ferrá) durante estos días. Siempre con lágrimas en los ojos.

La campaña electoral, para él, pasó a un rotundo segundo plano.

Peronistas municipalizados
No solo para Pérez la competencia política por las bancas fue perdiendo interés.

El entorno mismo del mandatario ruega que esta instancia termine cuanto antes. “Solo estamos pensando en el 28 de octubre, para ver cómo sigue la cosa”, confesaba en estas horas un ministro mendocino, convencido, como el resto de sus pares, de que las cartas ya están sobre la mesa.

No es un pensamiento derrotista. Ni falsamente optimista. Solo realismo político.

Sin la estrella de Belén en el horizonte que significa Cristina, con Boudou en la presidencia como una figura a gambetear, con las distintas facciones locales jugando más a los posicionamientos internos que en la cinchada general, cada uno se ha encerrado en su propia toldería para salvar la ropa.

Ahora, en el tramo final de la campaña, lo notorio del peronismo es ver a cada intendente solicitando a los vecinos, en primera persona, el voto para su lista.

Lo que se ha dado en llamar, la fuerza del territorio.

Radicales mirando a 2015
Los radicales mendocinos, que presagian la victoria más valiosa para su devaluado partido en todo el país, ya empezaron a gastar a cuenta, como también hemos adelantado en estas páginas.

Julio Cobos, el candidato que encabeza la oferta, volverá a posicionarse nuevamente como referente nacional desde el domingo que viene.

Podría ser un base sólida sobre la cual cimentar una reconstrucción partidaria.

Sin embargo, le han anticipado que no se la van a dejar fácil. Ya le surgió una interna. Intensa, como corresponde a la UCR. El senador Ernesto Sanz le salta al ruedo.

Lo mismo le harán al godoicruceño Alfredo Cornejo en la carrera temprana por la gobernación.

En fin. Decía mi tía que “no hay que contar los pollos antes de que nazcan”.

Tres por un solo casillero
Si uno se guía por la gran encuesta general que significaron las internas abiertas de agosto y por las encuestas parciales que pululan por estas horas, habrá pocas sorpresas en los casilleros principales, o sea, en la cabecera de las listas sábana, donde figuran los aspirantes a diputado nacional.

La lógica indica que hay cuatro que, prácticamente, tienen la banca en el bolsillo. Ellos son los radicales Cobos, Patricia Giménez y Luis Petri, y el peronista guaymallino Alejandro Abraham.

Queda una sola vacante por resolver. Y es aquí donde la cosa se vuelve apasionante.

Hay tres en condiciones objetivas de entreverarse por ese quinto puesto: el actual diputado peronista Omar Félix, la decana Graciela Cousinet y el trotskista Nicolás del Caño.

Félix larga adelante
De ese trío en franca competencia, quien arranca con ventaja es Omar Félix. Por ende, es, también, el que más arriesga. En primer lugar, porque representa al oficialismo, provincial y nacional. Y porque ya posee la banca. Va por la reválida.

Además, si se repitieran los guarismos del 11 de agosto, Félix aseguraría su sitial en el Congreso.

Por otra parte, como cacique sureño (San Rafael es su bastión inexpugnable), cuenta con un aparato robusto detrás.

La clave de Félix es la misma que la de todo el PJ local: poco valen sus títulos individuales. Lo salvará o lo condenará, en última instancia, la ola nacional, la marea cristinista o anticristinista.

Nico, la gran sorpresa
La galopada que está haciendo Nicolás del Caño es una de las máximas rarezas de este proceso electoral, ya de por sí extraño.

Nico es en sí mismo un oxímoron, un cúmulo de significados opuestos. Juvenil, sencillo, desafectado, se inspira, a su vez, en una antigualla, una línea política, el trotskismo, con más de un siglo de antigüedad, lapso en el que se movió por los márgenes de todas las revoluciones posibles.

Embanderado en el Frente de Izquierda, tiene como referente nacional a Jorge Altamira.

Pero no son este último ni el mensaje electoral su fuerte, sino el que haya podido condensar el símbolo de “lo distinto”, del voto bronca, de lo inopinado que atrae a los jóvenes.

Es, hoy, el enemigo número uno del peronismo en su afán de retener la banca de Félix.

Del 13% de los votos para arriba, las posibilidades de Del Caño se agigantan.

Consciente de ello, emite un mensaje central de campaña, un llamado a la solidaridad: escaso de aparato partidario, pide fiscales en toda la provincia.

Una gesta comunitaria.

Graciela, la candidata under
También Graciela Cousinet es una presencia bizarra en estas legislativas.

Perteneciente a dos mundos, el intelectual (es decana de Ciencias Políticas) y al underground de la bohemia mendocina (un espécimen típico del Barloa), abandonó, como representante de Libres del Sur, su alianza con el socialista Alberto Montbrun para sumarse a la lista radical de Cobos como su factor contestatario.

Parecía una decisión romántica, testimonial. Demostró tener olfato político, vocación de poder, algo que no cunde en la izquierda vernácula.

Y lo que, en principio, pintaba imposible, hoy se ha revertido. Si Cobos realiza una gran elección (superando con holgura el 50% de los votos), Cousinet puede ilusionarse con su banca.

“Hay una sola forma de que Mendoza recupere en octubre el cupo femenino que violó el Frente Para la Victoria”, es una de sus consignas de guerra.

Sin embargo, como en el caso de Félix, poco dependerá de sí misma.

Félix tiene atada su suerte a Cristina. Cousinet, al Cleto mendocino.

Esa es la pelea de fondo, el domingo venidero.

http://www.diariouno.com.ar/columnista/Andres-Gabrielli/Tres-buscando-el-quinto-boleto-20131020-0042.html

Compartir

Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Scroll to top