Ahora comienza lo más difícil

Ahora comienza lo más difícil

oct 28, 13 • In Columnas, Política, Tapa

Merecido triunfo de Cobos. Pero lo espera el Congreso, un ámbito poco propicio. Al PJ le costará digerir el resultado pues no le quedó nadie en pie

cobos ganador

Por Andrés Gabrielli
Columnista de Diario UNO

La tendencia que marcaron las primarias abiertas de agosto como gran encuesta gran se cumplió de manera inexorable.

“¡Malditas PASO!”, se estará diciendo el Frente para la Victoria. “¿A quién se les habrá ocurrido este invento infernal?”.

Lo cierto es que Julio Cobos ratificó su favoritismo, Nicolás del Caño su condición de factor sorpresa, el peronismo su mal momento cosido a la Presidenta y los demócratas su triste deriva hacia la inexistencia.

Ahora empieza otra historia.

Con el Gobierno en primer lugar. Es clave cómo Francisco Pérez escuche el mensaje de la urnas. Dos incógnitas sobre el particular: ¿remozará su gabinete? ¿Habrá algún golpe de timón para corregir el rumbo?

“No, en absoluto”, contesta el gobernador, concluyente. “Fue una elección parlamentaria”.

Muy claro. Con lo cual, ¿quién se va a hacer cargo de la derrota, teniendo en cuenta que quedó el tendal, que no hubo un solo cacique departamental, al menos en el Gran Mendoza, que resistiera el tifón cobista?

Sobre cómo distribuya el oficialismo sus facturas dependerá el tiempo de gestión que le queda por delante. Porque, además, deberá definir rápido con quién irse alineando en lo nacional ante la inevitable mengua de la estrella cristinista.

En este aspecto, el vice Carlos Ciurca lleva la delantera por haber jugado tempranamente sus fichas a Daniel Scioli, por ahora el abanderado blando del poskirchnerismo en ciernes.

Cleto y su espinoso sendero
Cobos volvió a quedar instalado en la marquesina nacional como presidenciable para 2015.

Pero no le resultará sencillo mantener bruñida su armadura. Ingresa como diputado al Congreso, un ámbito propicio a la rosca, al infinito discursear, a la negociación más cerril.

Nada de eso le calza a Cobos, quien, como ingeniero, siempre se desempeñó, políticamente, en cargos ejecutivos como ministro, gobernador y vicepresidente.

Su rival directo -mucho antes que Binner-, en la carrera por la presidencia, Ernesto Sanz, se mueve, por el contrario, como pez en el agua en el recinto parlamentario. Y también en el comité partidario, donde aspira a comandar la UCR nacional.

Menudo intríngulis para redefinir el nuevo estilo Cleto.

La gobernabilidad mendocina
Hay otro aspecto local que va a presentar sus complicaciones.

Al peronismo le llevará un tiempo prudencial lamerse las heridas para estar plenamente en forma otra vez.

Al radicalismo, por su lado, la cómoda victoria puede inducirlo a repetir sus errores de antaño, cuando los distintos sectores se abalanzaron sobre el botín y terminaron devorándose la gallina de los huevos de oro. Lo que, a su vez, le complicó sobremanera, desde 2009, la gobernabilidad a Celso Jaque.

Aquí se pondrán a prueba el liderazgo de Cobos desde la estratosfera y del godoicruceño Alfredo Cornejo desde el llano.

Porque, además, el histórico ingreso de los cuatro troskos a la Legislatura serán un ardor permanente en la piel de todas las demás fuerzas partidarias.

En especial para Pérez, a quien no le será permitido desentenderse de los bemoles de la política doméstica mientras espera que lo roce la varita mágica del Hada Madrina.

En la pequeña vida de los mendocinos se jugará, en estos dos años, la vida política de Paco.

Compartir

Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Scroll to top