Un 2014 solo apto para jugadores calificados

Un 2014 solo apto para jugadores calificados

ene 12, 14 • In Columnas, Política, Tapa

Al panorama nacional incierto se suman desafíos locales como la inseguridad o las paritarias, bajo la sombra del caso Luciana.

El gobernador ayudado por sus ministros Rodolfo Lafalla y Matías Roby. Ilustra Diego Juri para UNO.

El gobernador con sus nuevos ministros Rodolfo Lafalla y Matías Roby (Ilustra Diego Juri para UNO).

Por Andrés Gabrielli
Columnista de Diario UNO

Nadie en el equipo de gobierno puede hacerse el zonzo ni mirar para otro lado: 2014 pinta bravo. Muy rápidamente el año se ha alzado como un desafío mayúsculo, el más grande para Francisco Pérez desde que asumió la conducción provincial.

Puede tomarse como una crueldad del destino, porque los gobernadores mendocinos, salvo rarezas, no tienen una segunda oportunidad. No tienen revancha, nunca. Se juegan a todo o nada en solo cuatro años de gestión.

Y a Pérez le ha tocado la época de las vacas flacas. Al contrario de sus antecesores durante la era K, el radical Julio Cobos y el compañero Celso Jaque, que disfrutaron de un país con viento de cola, creciendo a tasas chinas gracias al valor internacional de los commodities.

Las vacas gordas empezaron a faltar justo cuando Pérez llegaba al gobierno. Ahora, en tiempos de inflación y ajuste, ya no quedan.

Ahora, las vaquitas son ajenas.

Cuando la estrella se opaca
A la menor bonanza general se agrega que la provincia no ha sabido reformularse ni diversificarse, no ha creado nuevas fuentes de ingreso, al mismo tiempo que, grosso modo, sus líneas de fuga, o sea, su ineficiencia y su matriz de gasto estatal, siguen siendo las mismas.

Con otro añadido que ni Cobos ni Jaque padecieron: el obligado fin de ciclo del kirchnerismo originario (por imposibilidad de la re-reelección) se complementa con el extraño momento que está viviendo la conducción nacional con el prolongado silencio de la Presidenta.

El cuadro, además de anómalo, es letal para el peronismo, una fuerza potente cuando el líder mueve los hilos. Su manera de ser, su carácter, solo responden bien al verticalismo.

Sin el caudillo a la vista, la tropa hormiguea, desorientada. Se fagocita a sí misma en incontables reyertas intestinas.

Pérez es hoy uno de los que más sufre el velado presente de la Jefa Espiritual. Cristina ha sido, estos años, su Estrella de Belén.

Su única estrella.

¿La hora de los gobernadores?
Es probable que este lapso de extrema ambigüedad se supere rápidamente, en cuanto Cristina Fernández vuelva a ponerse de manera clara al comando de su gobierno.

Mientras tanto, desde el punto de vista provincial, la circunstancia ofrece un aspecto positivo.

Cuando el poder presidencial flaquea, ganan en presencia y responsabilidad los gobernadores. Ellos son red de contención en las crisis.

Pérez se mantiene en permanente contacto con sus pares. Ya ha descartado, casi, sus sueños de anotarse como aspirante a la presidencia.

Pero el estilo Paco, con su cuota de energía y entusiasmo, puede darle carretel para oficiar de tejedor de alianzas y temas entre sus colegas.

Sin la obligación de ir, cada dos por tres, a Buenos Aires como aplaudidores y pasar el gorro, los gobernadores tienen la chance de recuperar algo de su prestancia histórica.

Deben apurarse. Y plantar alguna bandera.

Este engañoso veranito federalista quizá dure menos que un suspiro.

Ministros en problemas
La coyuntura complicada afecta también al gabinete local.

La ilusión de contar con una conducción económica unificada y límpida se esfumó en un abrir y cerrar de ojos. Pocas veces hubo tantas marchas y contramarchas y desmentidos como esta semana entre Capitanich, Kicillof y Echegaray. Hasta la Presidenta se enredó con la importación de tomates.

Frontera adentro, el reto es solo apto para ejecutores de excelencia.

Basta con ver el bautismo de fuego que tuvieron los “nuevos” en el equipo de Pérez.

Apenas sentado en su sillón de Desarrollo Social, al cura Cristián Bassin le explotó en la cara uno de los hechos más dolorosos y popularmente más indignantes de todo el gobierno de Pérez: el asesinato de la nena Luciana Rodríguez, con su larga y tenebrosa cadena de complicidades y negligencias. El caso es, en sí mismo, un perfecto laboratorio de la crisis social que corroe al país.

Tampoco tuvo tiempo de acomodarse Leonardo Comperatore en Seguridad. El asesinato absurdo de Gustavo Pelegrina durante un partido de futsal lo hundió en el fangal de la problemática barrabrava, endémico mal de la Argentina.

El pasado domingo, una encuesta del programa Séptimo Día indicó que el principal problema que deberá afrontar Pérez este año es el de la seguridad. Concentró el 76% de los votos. Abrumador. Un volcán.

Rodolfo Lafalla juró el jueves en Gobierno. Tiene por delante nada menos que la paritaria con los estatales. Las arcas provinciales flacas, el delicado horizonte nacional y la belicosidad gremial lo ponen en zona de extrema alerta. Será un tema dominante de los meses venideros.

Por último, Matías Roby. Recién mañana se hará cargo de Salud, área que se presenta como una de las mayores asignaturas pendientes del Gobierno, a juzgar por el testimonio directo que recogieron los candidatos peronistas en la doble recorrida electoral de agosto y octubre.

“Tengo excelente relación y diálogo con Raquel Blas y María Isabel del Popolo”, se anticipó Roby. Les estaba tendiendo una alfombra roja a las jefas sindicales. Y abriendo, como corresponde, el paraguas. Los trabajadores de la salud y los médicos son piezas clave en la discusión paritaria. Y un hueso muy duro de roer.

Viene bravo 2014.

Solo apto para jugadores competentes y avezados.

Para aquellos que califiquen dentro del Espíritu Grande.

Sabrá Paco.

Compartir

Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Scroll to top