Ante la provincia tóxica, lo mejor vino de afuera

Ante la provincia tóxica, lo mejor vino de afuera

abr 27, 14 • In Columnas, Política, Tapa

Aire fresco. Mientras se eternizan la paritaria estatal y los paros, el Papa, la alianza UNEN y el Financial ayudaron a cambiar el clima

El senador Ernesto Sanz y el diputado Julio Cobos. Ilustra Diego Juri para UNO.

Dos presidenciables mendocinos: el senador Ernesto Sanz y el diputado Julio Cobos (Ilustra Diego Juri para UNO).

Por Andrés Gabrielli
Diario UNO

Lo mejor de estos días volvió a estar afuera, ya que la realidad local continúa sumida en la chatura por la eterna paritaria de los estatales.

La riña con los gremios que abrevan en los dineros públicos se volvió un mal endémico. ,Y lejos de ser repetitiva, desmejora con los años.

El círculo es vicioso y descendente. Cuanto peor están las finanzas públicas, más aprietan las conducciones gremiales, algunas de las cuales se potencian con aditivos políticos. Las movidas que planifica el trío disidente Moyano-Barrionuevo-Micheli trazan un marco ineludible.

Piquetes, paros, tironeos burocráticos exasperantes, conforman una nube tóxica que entenebrece la vida del ciudadano medio.

Para respirar un aire menos viciado hubo que sacar la cabeza por sobre el domo mendocino.

Ocurrieron cosas interesantes en Buenos Aires, con el lanzamiento de UNEN; en el Vaticano, con el saludo al Papa; en Londres, con un ponderativo artículo del Financial Times.

UNEN y la gran culpa radical
En el teatro Broadway de la Capital se presentó el Frente Amplio-UNEN, alianza de radicales, socialistas y otros destinada a parir una de las fórmulas calificadas para hacerse con el poder en 2015.

Su vanguardia es un quinteto de presidenciables, donde figuran dos mendocinos, el diputado Julio Cobos y el senador Ernesto Sanz.

Una nueva esperanza democrática, pero que no nace virgen. Llega bajo una pesada carga.

Ninguna referencia seria a UNEN deja de mencionar la Alianza de De la Rúa y Chacho Álvarez como referente directo. Y el fatal internismo.

Inevitable. El radicalismo (sobre todo) es un partido que acostumbra hacerse cargo de su pasado. Cultiva, primorosamente, la culpa, ese sentimiento tan cristiano, tan católico. Nada, bueno, malo o discutible, de lo que hicieron los suyos le es ajeno: ni Illia ni Alfonsín ni De la Rúa ni Cobos.

Es su desventaja respecto del peronismo, que anda por la vida sin culpa alguna y tirando por la borda, exento de piedad o prurito ético, a todos sus cadáveres políticos: a Isabelita y López Rega, al Turco de Anillaco, al Adolfo de San Luis, al Zabeca de Banfield… Y lo mismo ha de pasar, en poco tiempo, seguramente, con la pingüinera de los que ahora están.

No solo no se hace cargo. ¡Se los enjareta a la oposición, como si fueran culpas de ella, detritus propios!

En Mendoza “unen” poco
El grupo UNEN se hizo ver rápidamente a través de sus diputados en el Congreso, votando contra el acuerdo entre el Gobierno y Repsol.

Fue la primera de muchas pruebas que deberá ir pasando de aquí en más en el escenario nacional.

En el interior la situación es distinta. En Mendoza, por ejemplo, UNEN no tiene peso. Después de los comicios de octubre, el único árbitro importante que ha quedado en pie en la Legislatura, entre radicales y peronistas, es la izquierda del FIT.

De todos modos, sí será fundamental que UNEN conforme una sólida propuesta presidencial, pues eso sí condicionará la elección local desde la cabeza de la lista sábana.

La bendición de Francisco
Como se preveía, el gobernador Francisco Pérez, al igual que Cobos, tuvo una de las alegrías de su vida al saludar a Francisco en el Vaticano.

Las fotos y risas, el intercambio de regalos, las bendiciones, fueron de rigor. Aun así, nadie sale defraudado. Porque si bien el Papa es particularmente afectuoso con los peregrinos argentinos, cada uno sale como si el abrazo hubiera sido solo para él.

Pérez llegó hasta la meca vaticana como creyente, aunque también encendido por su pasión política.

Y bajo esa luz quedó deslumbrado por Francisco. “¡Es un cuadro bajalínea permanente!”, le comentó con escueto arrobo a un allegado.

“Hoy Roma es un caos”, continuó admirativamente el gobernador, aludiendo a la gran fiesta de hoy.

De hecho, Paco nunca olvidará que pisó las alfombras del Vaticano la misma semana en que se encontrarán cuatro papas: Francisco y Benedicto XVI, juntos, para canonizar a Juan XXIII y Juan Pablo II.

Por unas horas habrá sentido que se bañaba en el río de la Historia.

El Financial alaba Mendoza
Desde la cercanía europea, llegó otra buena nueva: el encomiástico artículo publicado ayer por el influyente periódico Financial Times, titulado El arte de vivir en los Andes.

El periodista, Paul Richardson, se pasea, entre encantado y sorprendido, arriba de un viejo Citroën 2CV por Luján y el Valle de Uco. Observa la cosecha, visita bodegas, restoranes (cita a Mallman y a Nadia Haron) y emprendimientos inmobiliarios. Se extasía con la cordillera, con el malbec, el torrontés y los días de sol, con el aceite de oliva y dice, concluyente: “Los viñedos de Mendoza seguramente son algunos de los más bellos del mundo”.

Apenas enterado Pérez de esta publicación, saltó, leche hervida, como es: “¡Espero que no digan, ahora también, que esto lo pagó el Gobierno!”, en alusión a algunas suspicacias de la oposición respecto de otros artículos aparecidos en New York Times y el mismo Financial.

¿Compensarán esto y el viaje directo a San Pablo la decisión de Aerolíneas Argentinas de levantar el vuelo entre Mendoza y Santiago?

Se diría que sí. “El nivel de ventas de ese vuelo era muy bajo desde hace tiempo. Lo compensa LAN, que tiene tres vuelos por día y sale desde ahí a todo el mundo”, considera el ministro de Turismo, Javier Espina.

Un exministro, el radical Gabriel Fidel, piensa muy parecido a Espina.

Para distraernos de la toxicidad que retorna mañana a la provincia, valgan, entonces, los buenos vientos que soplaron desde otras tierras.

Compartir

Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Scroll to top