El PJ mendocino le juega todas sus fichas a Scioli

El PJ mendocino le juega todas sus fichas a Scioli

may 11, 14 • In Columnas, Política, Tapa

Mirando a 2015. Ante el obligado fin de ciclo presidencial y en la gobernación, el bonaerense es, hoy, la mejor garantía de futuro

Daniel Scioli rodeado del gobernador Francisco Pérez y el vicegobernador de la provincia Carlos Ciurca. Ilustra Diego Juri para UNO.

Daniel Scioli rodeado del gobernador Francisco Pérez y del vicegobernador Carlos Ciurca (Ilustra Diego Juri para UNO).

 

Por Andrés Gabrielli
Diario UNO

Falta mucho para las próximas elecciones generales. Mucho quiere decir algo más de un año hasta las primarias abiertas de 2015.

No obstante, los políticos con responsabilidad de gobierno ya pusieron su cabeza en ese tema. Sobre todo allí donde la continuidad es imposible, como le sucede a Cristina Fernández con la presidencia y a Francisco Pérez con la gobernación.

No hay ninguno, entre los cabezones, que ya no esté desembozadamente en campaña. Ni Julio Cobos ni Ernesto Sanz, que han salido a pelear por la candidatura radical desde sus bancas en el Congreso.

Esto explica porqué, el 1° de Mayo, los carteles anaranjados promoviendo a Scioli 2015 entornaron al gobernador durante su discurso en la Legislatura. Y porqué esas consignas se repitieron, empapelando Mendoza, para recibir al gobernador de Buenos Aires en la semana.

Los demás asuntos, incluyendo la emergencia en seguridad, que se debatió desde el domingo por iniciativa del vicegobernador Carlos Ciurca, flotan como subsidiarios de la gran pasión que despierta 2015.

La malla líder para Scioli
Scioli es hoy, mal que le pese al ultrakirchnerismo combatiente, la mejor carta que tiene el oficialismo para traspasarle el poder a uno de los suyos. Aunque no lo reconozcan como propio. Aunque no lo amen.

No los une el amor sino la resignación.

En el peronismo mendocino no hay demasiados debates al respecto. Encolumnarse detrás de Scioli es la convicción del momento.

Los únicos que dudan están mirando hacia afuera, hacia el cuartel de Sergio Massa (son los que revoloteaban, ayer, en la Fiesta de la Ganadería alvearense, alrededor de De Mendiguren, Eduardo Amadeo, el petrolero Pereyra y el intendente Difonso).

Realpolitik. Aunque alguno sienta apego por el ministro Florencio Randazzo o enarbole, como quien no quiere la cosa, a los demás anotados en la interna presidencial, cada uno de ellos con rango de muleto, como Domínguez, Aníbal Fernández, Rossi, Urribarri o Urtubey, sólo para quedar bien y darle el gusto a Cristina. Para que la Jefa no llegue a envararse con el síndrome del pato rengo.

A derecha e izquierda de Daniel
Durante la visita de Scioli, el gobernador y el vicegobernador mendocinos ocuparon los sitiales de honor como acompañantes, codo a codo.

Es lógica pura. Ni Pérez ni Ciurca tienen posibilidad de ser reelectos en el Ejecutivo y necesitan abrirse una huella, así sea a machetazo limpio, en la tupida selva de la política.

Cuentan con dos alternativas decorosas: una, la del Congreso mediante una diputación, que es el salto obvio que dieron varios gobernadores (Gabrielli, Lafalla, Iglesias).

La otra es conseguir un puesto en el próximo elenco nacional (Jaque recibió la embajada en Colombia, pero fue un premio consuelo).

Hay, sí, una tercera vía. La más complicada. Requiere trepar alto: no mediante un vuelo corto de perdiz sino con el ambicioso desplegar sus alas del cóndor.

Fue la apuesta de Bordón, el Cóndor de los Andes, quien estuvo a punto a arrancarle una segunda vuelta a Menem como retador presidencial.

También pudo hacerlo Cobos accediendo a un cargo inédito para Mendoza, el de la vicepresidencia.

Aquí, justamente, en ese sillón es donde anida la esperanza secreta de Pérez: ser el compañero de fórmula de Scioli como la pata provincial que necesita cualquier candidato bonaerense a la presidencia.

Los acólitos de Paco son los que más venden esa posibilidad.

¿Una quimera? Ante los paredones que se erigen enfrente, el fuste de sus rivales, empezando por el sanjuanino Gioja y siguiendo por otros mandatarios “ganadores” como el salteño Urtubey o el entrerriano Urribarri, la patriada pinta fulera.

Pero, como dice el refrán, “el que no arriesga no pasa el río”.

Almorzando con Cristina
En el círculo íntimo del Ejecutivo hay quien se queja porque Pérez le sigue el juego a Ciurca, verdadero armador político en el territorio.

¿Bailar tan fielmente el minué de Scioli, como fomenta Ciurca, puede complicarle la gobernabilidad a Pérez, habida cuenta de su completa dependencia del dinero nacional?

“Estar al lado de Scioli no está mal visto en la Rosada”, explica un muchacho que sabe. “Es uno de los nombres que la misma Presidenta ha puesto en la carrera sucesoria, como acaba de verse en el Congreso del PJ. Además, es una relación institucional, entre gobernadores”.

Reafirma esto el convite a Pérez para que esté presente mañana en el encuentro de Cristina con su par chilena, Michelle Bachelet.

A dicho almuerzo concurrirá también el jefe de los diputados peronistas, Jorge Tanús, quien fue invitado por La Cámpora, vía la pareja Lukas Ilardo-Anabel Fernández.

Tanús goza de la simpatía de la juventud K y es uno de los azules (el equipo local que responde al Chueco Mazzón) que podría anotarse en la posta para la gobernación junto con sus compañeros de escudería, los maipucinos Alejandro y Adolfo Bermejo, y el sanmartiniano Giménez.

Y, ya que estamos, ¿quiénes van quedando en carrera por el paquismo para la gobernación?

Cotizan, aún, entre los hombres de Paco, el superintendente de Irrigación, José Álvarez; el ministro de Hacienda, Marcelo Costa, y, con suerte, entre pocos, el ministro de Transporte, Diego Martínez Palau.

Sólo timba, ruleta de nombres a esta altura. La justa por la gobernación está mucho más verde que la presidencial.

Ah, ¿y la inseguridad? Bien, gracias. Parece que, hoy por hoy, es cosa de los obispos.

Compartir

Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Scroll to top