El PJ se une… para desunir a los radicales

El PJ se une… para desunir a los radicales

oct 19, 14 • In Columnas, Política, Tapa

Mirando a 2015. El Día de la Lealtad volvió a fusionar la tropa tras Pérez y Ciurca. La clave: que no esté Cobos y que la UCR se pelee

El gobernador Francisco Pérez y el vice Carlos Ciurca, enarbolando la bandera del sciolisno. Atrás el exgobernador Julio Cobos. Ilustra Diego Juri para UNO.

El gobernador Francisco Pérez y el vice Carlos Ciurca, enarbolando la bandera del sciolisno. Atrás, el exgobernador Julio Cobos (Ilustra Diego Juri para UNO).

Por Andrés Gabrielli
Diario UNO

Hay una pregunta que inquieta a propios y extraños desde hace 70 años: ¿qué es el peronismo? Las respuestas son, y seguirán siendo, infinitas. Tan maleable e inasible es su objeto.

Ernesto Tenembaum, en su debut como novelista, le hace decir a uno de sus personajes de Una mujer única que “el peronismo es el reino de los porongas”.

¿Qué es “un poronga”? En casi todos los ámbitos, es “ser alguien de temer, alguien a respetar”.

Se trata, pues, de un principio organizador de esa difusa hermandad.

Leales… y afrentosos
Tenembaum describe en su relato a un colega, el periodista Garmendia, que no es peronista. “Es más, desconfía de los peronistas, a los que ha visto traicionarse una y otra vez, todo el tiempo, mientras se llenan la boca hablando de la traición ajena”.

Lo cual no les impide celebrar, cada 17 de octubre, el Día de la Lealtad.

Actúa como un gran Día del Perdón (o Expiación), como el Yom Kipur de los judíos. Se lavan, en dicha ceremonia, los pecados. Se resetea el movimiento para que todos puedan sumarse a la larga marcha en la búsqueda eterna del poder.

Esa capacidad, tan pragmática, para autopurificarse y regenerarse, es una de las grandes ventajas del peronismo respecto de sus rivales. En especial, respecto del radicalismo.

Por eso fue el blanco elegido por Francisco Pérez, el 17 de octubre, con el PJ unido tras su figura y la del vice Ciurca, para apuntarles a Alfredo Cornejo (el “especulador” y “mentiroso”) y equipo: “La oposición ni para la foto puede conciliar”.

El gobernador siguió hundiendo la punta de su venablo antirradical: “Esto de no poder ponerse de acuerdo en nada, es gravísimo a la hora de gobernar, ya que ante la primera presión de las corporaciones no se sabe qué camino se debe tomar”.

Divide y reinarás
Lo dicho, que podría tomarse engañosamente como una chicana más de Pérez hacia Cornejo, su archivillano, esconde, en realidad, una estrategia central.

El peronismo local necesita, para tener alguna posibilidad de victoria el año próximo, que el radicalismo continúe diluyéndose en su internismo crónico, en su enfermedad de base. De ahí que se empeñe, como hizo Paco, en meter la púa, para fomentarles una mayor confusión.

El ataque de Pérez, por lo tanto, forma parte del núcleo duro de la campaña electoral que se avecina.

Mano a mano, gana la UCR
En un mano a mano local, sin interferencias externas, la UCR tiene todas las de ganar.

El candidato a gobernador que mayor adhesión reúne hoy, según Reale-Dalla Torre, es el intendente de Godoy Cruz, Cornejo, con 22,27% de intención de voto. Le sigue, sorpresivamente, el trotskista Nicolás del Caño con 15,10%.

La tendencia confirma el resultado de los últimos comicios legislativos.

“Pero, en una elección general, se torna decisivo el candidato a presidente”, dicen los peronistas, para defender su envite.

La tracción todopoderosa de la lista sábana. La locomotora nacional.

Cobos y Scioli, cartas ganadoras
Con la elección provincial y nacional unificada, como se acostumbra en Mendoza, si Julio Cobos quedara como postulante presidencial de la coalición UNEN, sería imbatible.

De acuerdo con un sondeo que Management & Fit hizo en Mendoza para el sciolismo, Cobos suma una intención de voto del 35,9% contra el 18,2% de Scioli (Reale-Dalla Torre, que midió poco antes, da guarismos cercanos: 30,94% para Cobos y 20,19% para Scioli).

Por ende, sumando a Cobos y Cornejo, la discusión parece cerrada.

Ahora bien, en caso de que Cobos no encabezara la boleta, entonces Scioli es el que marcha en punta con un 22,5%, aventajando por muy poco a Mauricio Macri con 20,1%, seguidos por Sergio Massa con 16,1% y Hermes Binner con 10,7%.

O sea que, en tal escenario, Cornejo (u otro radical), para asegurar su chance, debería aliarse con Macri.

Con lo cual, habría un conflicto serio en el interior de UCR-UNEN, como ya sucede en varias provincias.

Fomentar, cuanto se pueda, esa rencilla intestina es la apuesta del PJ.

La unidad peronista
El 17 de octubre incubó, asimismo, un sentimiento de euforia encapsulada. A los muchachos los potencia sentirse juntos, codo a codo, entonando la marchita a viva voz. El “todos unidos triunfaremos” es un licor fuerte, un viagra emocional.

Además, el 17 de noviembre presentarán oficialmente la conducción local, en San Martín, ante los popes nacionales del PJ. Quieren verlos por aquí a Scioli, a Gioja, a Fellner, a Uribarri… para sacar pecho.

Con la senda peraltada, pasaron el cedazo y quedan cinco candidatos a gobernador en pole position: Adolfo Bermejo (14.18% de intención de voto, según Reale-Dalla Torre), Omar Félix (8,67%) y Rubén Miranda (5,84%), por el peronismo tradicional; el ministro Matías Roby (3,84%), como hombre de Paco; y Guillermo Carmona, por el camporismo.

Es la crema del oficialismo, hoy.

Pero no resignan sus posibilidades el diputado Jorge Tanús ni los ministros Martínez Palau y Marcelo Costa.

Tienen recorrido hasta abril.

“Lo ideal sería llegar a las primarias abiertas con tres candidatos, uno por cada sector. Le vendría bárbaro al partido para desatar su energía”, evalúa uno de los jefes políticos.

Las PASO locales serían alrededor de junio, antes que las nacionales.

Es una mera especulación.

Con el peronismo -se sabe- … nunca se sabe.

Compartir

Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Scroll to top