Sabra Marcos Aguinis – Gustavo Perednik

Sabra Marcos Aguinis – Gustavo Perednik

dic 20, 14 • In Letras, Música y Letras

sabra

Cuando Absalom Feinberg cumplió doce años fundó una agrupación para desalojar de su país al imperio otomano e inició una epopeya. Era un apasionado de las letras y de la naturaleza. Gozó aventuras en el desierto y en la París de la belle époque. Se entreveró en romances cruzados y allanó el avance del ejército libertador británico en la Primera Guerra Mundial. Pocos jóvenes hicieron tanta historia.
Cuando Absalom Feinberg cumplió doce años fundó una agrupación para desalojar de su país al imperio otomano e inició una epopeya. Era un apasionado de las letras y de la naturaleza. Vivió aventuras en el desierto y en la París de la belle époque. Se entreveró en romances cruzados y allanó el avance del ejército libertador británico en la Primera Guerra Mundial.

Pocos jóvenes hicieron tanta historia.

Sus aventuras tejieron un enigma que continuó irresuelto hasta medio siglo después de su misteriosa muerte. El narrador de esta novela, que combina la tensión del mejor relato con el peso de la historia, es un “detective histórico” que en 1967 se empecina en investigar la muerte de Feinberg y las múltiples claves que dejó sembradas a su paso. Así, nos asomamos a un mundo a la vez cercano y exótico, estudiado y desconocido, de espionaje audaz y de crueles batallas, de pertinaz idealismo y de una sensibilidad que exalta la condición humana.

Se unen en este libro el estilo de Marcos Aguinis y la erudición de Gustavo Perednik. El resultado es una novela de suspenso y de acción galopante, una historia que sólo se develará hacia el final, dejando al lector atónito.

Marcos Aguinis nació en Córdoba, Argentina. Es el gran autor argentino moderno, el más respetado, ese que es capaz de saltar de la novela al ensayo y de allí al breve pero contundente texto periodístico, sin temor a enfrentar asuntos conflictivos con sinceridad, compromiso y riesgo. Aguinis fue invitado como Escritor Distinguido por la American University y el Wilson International Center, ambos de Washington. Francia lo designó Caballero de las Letras y las Artes y fue el primer latinoamericano en ganar el Premio Planeta de España. Su tenaz lucha por la justicia y los derechos humanos lo han convertido en un referente insobornable. El cineasta Luis Buñuel dijo que de Marcos Aguinis lo impresionaba “su profundo sentido ético, político y social”. Sus novelas han marcado hitos literarios inolvidables: La cruz invertida, Refugiados: crónica de un palestino, La conspiración de los idiotas, Profanación del amor, La gesta del marrano, La matriz del infierno, Los iluminados, Asalto al paraíso, La pasión según Carmela, Liova corre hacia el poder y La furia de Evita. A la vez, sus ensayos revelan una lucidez extraordinaria, como ¡Pobre patria mía!, el libro más leído de 2009, brújula indispensable para entender la Argentina de los últimos años, Carta esperanzada a un General, Las redes del odio, Un país de novela, El atroz encanto de ser argentinos, Elogio de la culpa y su más reciente Elogio del placer. Aunque se han publicado varios libros sobre la novelística de Gustavo D. Perednik, internacionalmente premiada y traducida, su nombre se asocia más a la versatilidad de sus ensayos y a su oratoria. En el prólogo a España descarrilada dice Pilar Rahola que “Gustavo es una garantía para pensar. Más que un motor de ideas, es un auténtico boquete en el pensamiento único”. Sus novelas incluyen El silencio de Darwin y Matar sin que se note, y la temática de sus ensayos abarca desde Kafka hasta la ajedrología, desde los pensadores que forjaron Occidente hasta su reciente Autopsia del socialismo (en coautoría con Alberto Benegas Lynch), y se destaca La judeofobia, término que a él debe su difusión y que La Razón de Madrid definió como “un fenómeno que se plasma en los medios y en el arte, y que Perednik destapa con ahínco casi arqueológico en todo el mundo”. Desde Perú hasta China, cien ciudades de cincuenta países lo han invitado a disertar, y fue distinguido como profesor sobresaliente en la Universidad Hebrea de Jerusalén. Hace ya un cuarto de siglo, en el prólogo a una novela del joven autor, Bernardo E. Koremblit decía: “Gustavo Perednik es un intelectual que, a modo de anfibio de dos mundos, alcanza la nobilísima simultaneidad de la belleza literaria con la inmersión en el archipiélago metafísico”. Ajitofel, aquella novela, fue presentada en 1988 por Marcos Aguinis en el Centro Cultural San Martín.

http://www.megustaleer.com.ar/ficha/9789500750257/sabra

Compartir

Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Scroll to top