“Yo soy Charlie”: contra nuestro odio cotidiano

“Yo soy Charlie”: contra nuestro odio cotidiano

ene 11, 15 • In Columnas, Política, Tapa

Bajar un cambio. La tragedia de París puede contagiar espíritu solidario. La crisis vitivinícola une. ¿Desdobla también Paco Pérez?

El gobernador Pérez en riña con los radicales. Ilustra Diego Juri para UNO

El gobernador Pérez frente a los los radicales Alfredo Cornejo, el liceísta Bruni y Juan Carlos Jaliff (Ilustra Diego Juri para UNO)

Por Andrés Gabrielli
Diario UNO

Pocas horas después del sanguinario ataque a la revista Charlie Hebdo, el escritor español Jorge Carrión decía en su cuenta de Twitter: “El 11S de 2001 comenzó la Tercera Guerra Mundial, todavía no ha terminado, absurdamente no nos dimos cuenta”.

Exagerado o no, vale para ponernos en alerta. Para que nos dé un poco de miedo, aunque más no sea de nosotros mismos, tan enfrascados en nuestra pequeñez cotidiana.

La saturación de odio que se ha expandido por el mundo en estos días tal vez nos brinde algún rédito. Por ejemplo, que nos provoque arcadas, a los ciudadanos, ese constante embroncarnos contra todo que nos hace vivir, al desgaire, como personajes de la película Relatos salvajes.

Mejor aun, podría servir para que los políticos, que este 2015 van a taladrar nuestros cerebros con la propaganda electoral, sientan alguna repugnancia, algún pudor, por su discursear belicoso y maldiciente.

Empezando por la Presidenta, que ni siquiera durante las fiestas de fin de año pudo evitar su acometida febril, compulsiva, contra todo periodista, todo medio, toda voz que no se le cuadre y le rinda pleitisía.

Y siguiendo por la dirigencia mendocina, enzarzada, desde el gobernador para abajo, en una riña verbal de pacotilla.

Cuando un exlegislador de la experiencia de Sergio Bruni le dijo “nabo” a Francisco Pérez, se tocó fondo.

¿Qué viene después? ¿Escupirse en la cara? ¿Mentarse la madre, unos a otros, en público?

La sociedad, que tiene otras necesidades, mucho más urgentes, observa azorada el pugilato de esos señorones en torno a números finos del presupuesto, a financiación de campañas, a fechas de elecciones.

En los despachos de algunos ministros hay encuestas fresquitas que reflejan las preocupaciones centrales del mendocino. Inseguridad y empleo encabezan, hoy, holgadamente, la medición. Le sigue el costo de vida, la inflación.

¿A cuento de qué se están peleando, entonces, los peleadores? ¿Con qué cara van a continuar saliendo a pedir el voto?

Unidos y organizados en la crisis
Por suerte, en la política local queda un resto de buenas costumbres.

Bruni hizo lo que pocos hacen: pedir perdón por su insulto a Pérez. Argumentó haber utilizado el término nabo “como un simple giro lingüístico, proveniente del lunfardo, evocando épocas de liceísta que tanto el Sr. Gobernador como quien suscribe hemos atravesado”.

Un subterfugio cuartelero. En fin.

Más alentador resultó el encuentro del viernes en la Legislatura, en donde todas las fuerzas políticas pusieron el hombro para buscar una salida a la crisis vitivinícola que está amenazando con salirse de madre.

El bloqueo o inmovilización de vinos propuesto por los gobiernos provinciales ha puesto al sector productivo en alerta máxima. Se espera una importante manifestación de protesta el jueves que viene.

Hay una seria preocupación en el Gobierno de Mendoza, que quiere seguir dictando las reglas de juego.

Y una esperanza. Tendrá lugar mañana, cuando el gobernador Pérez guíe a una delegación hasta el despacho del jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, el hombre que todo lo explica, incluso lo inexplicable.

Por la formalidad y la pompa de la convocatoria, se aguarda algún tipo de anuncio que cause impacto.

“Igual, digan lo que digan en la Rosada, no creemos que alcance para frenar la movilización del 15”, se sinceran los escuderos de Paco.

De todos modos, la tormenta viñatera pareciera estar generando un ánimo de colaboración partidaria.

Más solidaridad y menos odios.

Paco estudia el desdoblamiento
Aunque la temperatura política no se atenuará. Es que la andanada desdobladora que veníamos anticipando se cumplió al pie de la letra. Luego de que Capital y San Carlos tiraran la primera piedra, se sumó un puñado de comunas peronistas y, finalmente, las tres radicales del Este (Junín, La Paz y Rivadavia).

Pero falta la frutilla del postre.

Que puede ser la Provincia.

En este momento, el PJ que comandan Pérez y Carlos Ciurca se halla en plena deliberación acerca de un posible adelantamiento de la elección local respecto de la nacional.

No hay una decisión tomada, pero el debate es intenso.

¿Qué logran anticipando?

Varias cosas: hacer valer el peso territorial de las intendencias propias, cohesionar la tropa, aprovechar la indecisión que en la actualidad afecta a la UCR y sus aliados y, sobre todo, despegarse de la doble amenaza que significan Julio Cobos, Mauricio Macri y hasta, eventualmente, Sergio Massa, desde el casillero presidencial.

Coinciden en evaluar esta estrategia el gobernador, los intendentes y hasta el operador nacional Juan Carlos Mazzón, un avezado ajedrecista.

¿Podrá la intensa lucha electoral que se vislumbra librarse dentro de reglas caballerescas, trascendiendo las pequeñas hogueras de odio de las últimas semanas?

El ataque mortal, en París, a periodistas y dibujantes de Charlie Hebdo, le transmitió un mensaje al mundo, que reaccionó embanderándose bajo la consigna “Yo soy Charlie”.

Un referente de nuestro tiempo, Tzvetan Todorov, advirtió que, si bien hay que ser firmes para controlar el extremismo islámico, “se debe cuidar no desencadenar nuevos focos de odio ni caer en la trampa de la islamofobia”.

Elemental. Sirve para ese contexto amplio. También para el nuestro, más minúsculo y menos sangriento.

“Resistir sin odio ha sido el ideal de los hombres justos y en mi opinión es la manera más eficaz de combatir el mal”, es el mensaje de Todorov.

Compartir

Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Scroll to top