Una elección provincial sobriamente “histórica”

Una elección provincial sobriamente “histórica”

abr 19, 15 • In Columnas, Política, Tapa

Dos novedades. El debut de las PASO e internas “verdaderas” dan la nota. La competencia más atractiva está en el peronismo

Por Andrés Gabrielli
Diario UNO

Los principales precandidatos a gobernador en una reñida elección para el oficialismo.  Ilustra Diego Juri para UNO.

Segundos afuera: los precandidatos Alfredo Cornejo, Guillermo Carmona, Matías Roby, Adolfo Bermejo y Noelia Barbeito (Ilustra Diego Juri para UNO).

El adjetivo “histórico” suele reiterarse abusivamente en la crónica periodística aplicado a cualquier hecho de nimia trascendencia.

Es una cuestión de pereza mental.

Sin embargo, de tanto en tanto, el término brilla con toda legitimidad.

Como fue la recuperación del diálogo entre Estados Unidos y Cuba, el cara a cara entre Obama y Castro. Un suceso histórico a escala planetaria.

Mendoza lo tendrá también con sus comicios de hoy. Su alcance es más modesto y localista. Pero dejará una huella impresa.

PASO y desdoblamiento
Para ser precisos, histórico se aplica, según el diccionario, a algo “digno, por la trascendencia que se le atribuye, de figurar en la historia”.

Lo que este domingo quedará grabado en los libros provinciales es el debut de las primarias abiertas, simultáneas y obligatorias, las PASO.

También pondrá su marca institucional el atípico desdoblamiento del sufragio respecto del nacional, lo cual refuerza su carácter federal y le otorga más entidad a cada candidato nativo, tanto en el orden de la Provincia, como en el de los municipios.

De este modo, se sustrae el acto eleccionario al imán distorsionador que ejercen las ofertas presidenciales desde la cima de la lista sábana.

Aun así, el desdoblamiento no impidió el peregrinaje constante de figurones “nacionales”, intentando apropiarse de las mieles de un supuesto triunfo que, a todas luces, no les pertenece. No les perteneció en Salta, una semana atrás, donde el mérito fue solamente de Urtubey. Ni les pertenecerá esta noche, cuando se conozcan los ganadores en Mendoza y también en Santa Fe.

Pero esas son las reglas de juego que todos aceptan jugar. Un ostentoso baile de máscaras.

Primarias buenas y viciosas
Las primarias, en su debut, no solo representan aquí una innovación institucional, sino que aportan otros ingredientes antes casi inexistentes.

Uno de ellos es la atractiva interna del justicialismo para designar a su candidato a gobernador.

Lo mismo sucederá en algunos departamentos, como Guaymallén y Luján, donde las dos principales fuerzas políticas proponen a destacados exponentes provinciales y no solo de la política (San Rafael sería una tercera rareza).

En el populoso Guaymallén, el PJ arriesga al intendente Luis Lobos contra su antecesor en el cargo, Alejandro Abraham, y contra un ministro de Pérez, Guillermo Elizalde.

Y en Cambia Mendoza, con preeminencia radical, figuran dos empresarios, Micheli y Manzur, históricos como Marcelino Iglesias, jóvenes como Narváez y hasta una de las escasas mujeres aspirantes a una intendencia como Meschini.

En ambos departamentos habrá medio centenar de boletas en el cuarto oscuro. Una exageración.

Quizá sirva como experiencia para corregirlo en el futuro.

Mendoza, un laboratorio
El interés mayor, por supuesto, apunta a los precandidatos a gobernador. Sobre ellos se concentrará la atención de los medios de alcance nacional, por la inevitable influencia que habrán de ejercer sobre la campaña de las presidenciables.

Para el radical Alfredo Cornejo, que no compite internamente con nadie, la atención estará puesta en la diferencia que lo separe del conjunto peronista. Es una perfomance individual, pero que también se leerá de manera más amplia, táctica.

El frente Cambia Mendoza, que tiene como socios principales a la UCR y el PRO, con participación del socialismo, Libres del Sur, ARI, PD y hasta del Frente Renovador de Sergio Massa, hizo de su experiencia un laboratorio electoral. Un posible suceso podría fomentar asociaciones similares en otras provincias e, incluso, en el armado nacional.

El Frente de Izquierda, por su parte, tratará de consolidarse tras la candidatura de Noelia Barbeito como tercera opción luego de su buena experiencia en 2013 con Nicolás del Caño como estrella emergente.

Resta un pelotón que, a su vez, tendrá como desafío alcanzar el 3% de los votos para medirse, finalmente, en las generales del 21 de junio.

Provincia vs. Nación
Lo más atractivo, como competencia, estará en el oficialismo, donde hay tres ofertas muy diferenciadas.

El candidato del gobierno provincial es el maipucino Adolfo Bermejo quien, junto a su coequiper, el ministro Diego Martínez Palau, tienen como consigna Bien de Mendoza.

Muy claro: una fórmula puramente local, apoyada sobre la base territorial de sus intendentes y liberada, como dato novísimo, del tutelaje nacional. Y con candidato presidencial ya decidido: Daniel Scioli.

Su opuesto total es Guillermo Carmona, que se exhibe como el único elegido de Cristina Fernández bajo las banderas de La Cámpora. Medio gabinete K ha pasado para darle su apoyo, criticando, de paso, la gestión de Paco Pérez. Contó, por encima de los demás, con un frondoso aporte de recursos para su campaña.

El tercero en discordia, Matías Roby, examigo y exministro de Pérez, es la oveja negra del sistema, el contestatario, el candidato que seduce con la antipolítica desde su posición de médico exitoso y hombre común (“Yo tengo currículum, no prontuario”, le gusta decir, desafiante). Tiene referentes nacionales detrás, como el sindicalista líder de los judiciales Julio Piumato.

El peronismo, en suma, no define solo un candidato a gobernador. También una manera de ser. Ante la política. Y también frente a la vida.

http://www.diariouno.com.ar/mendoza/Una-eleccion-sobriamente-historica-en-Mendoza-20150419-0037.html

 

Compartir

Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Scroll to top