Pavoneo de “famosos” en la pasarela electoral

Pavoneo de “famosos”  en la pasarela electoral

may 31, 15 • In Columnas, Política, Tapa

Raid de visitas. El PJ, eufórico hoy, espera a Cristina y a Scioli. La UCR, aliada a Macri, con figura propia: Cobos, candidato a senador

Cristina Fernández junto a Daniel Scioli y Mauricio Macri. (Ilustra Diego Juri para UNO)

Cristina Fernández junto a Daniel Scioli y Mauricio Macri. (Ilustra Diego Juri para UNO)

Por Andrés Gabrielli
Diario UNO

Cuando falta menos de un mes para las elecciones generales en Mendoza, comenzó el aluvión de figuras nacionales ávidas de mostrarse en la pasarela.

Vale una inquietud primera y esencial: dichos famosos que visitan la provincia, ¿lo hacen con el desinteresado ánimo de ayudar a sus referentes locales? ¿O, por el contrario, su incursión obedece a un mero impulso egoísta, al beneficio personal?

No requiere un mayor esfuerzo elucidarlo.

Los figurones vienen pensando en sí mismos, básicamente.

Demasiado evidente. La Presidenta no llegará el miércoles por amor al gobernador Francisco Pérez, a quien bajó de la lista de candidatos a diputado nacional. Viene para consolidar su territorio, para marcarlo.

Por eso eligió como futuros representantes mendocinos en el Congreso a dos “soldados” que no estarán prioritariamente al servicio de la Provincia ni del próximo gobernador, sino de ella misma. Como ya lo han demostrado, a la perfección, sin fisuras, Anabel Fernández Sagasti y Guillermo Carmona.

Tampoco a Mauricio Macri, que pasó velozmente el jueves, lo motiva, per se, el eventual triunfo del radical Alfredo Cornejo como aspirante a la gobernación, sino que le ayuden a recolectar votos para la carrera presidencial en un distrito donde todavía no ha podido consolidar una estructura propia.

Son, en resumen, movimientos de mutua conveniencia, para los locales y para los foráneos.

Cobos, un famoso local
Al radicalismo mendocino no lo desvela el protagonismo de los grandes jugadores nacionales, sobre todo ahora, en el escenario puramente vernáculo de comicios desdoblados.

Quedó en evidencia cuando, al saberse el resultados de las primarias abiertas de abril, su líder, Alfredo Cornejo, les solicitó a Macri, Massa y compañía que no se sumaran a los festejos en la provincia.

La UCR cree en su fuerza individual. Es que allí cuenta con dos “famosos” propios como Julio Cobos y Ernesto Sanz, este último anotado en la competencia presidencial y jefe nacional del partido.

Quien hace la diferencia es Cobos, todavía el político más popular en la provincia y el radical mejor aspectado en el país.

Todo lo cual desembocó en un único puerto: Cobos, hoy diputado, encabezará la lista de senadores nacionales en las PASO de agosto.

“Julio tiene ganas. Además, nos terminó de decidir que el peronismo haya puesto allí a Fernández Sagasti, que es el rostro de La Cámpora en Mendoza”, dicen en la jefatura de campaña.

Cobos contra el kirchnerismo puro.

El enfrentamiento de un viejo rencor.

Un duelo a todo o nada, con el agridulce sabor de la venganza.

Macri también pesa
Pese a lo dicho, los radicales saben que la figura de Macri pesa. “Mauricio mide aquí mejor que la suma de Scioli y Randazzo”, explican los estrategas locales quienes, dicho sea de paso, cuentan con al asesoramiento del consultor estrella del macrismo, Jaime Durán Barba.

Tal situación justifica, a las claras, la alianza tejida bajo el sello Cambia Mendoza y mantiene abierta la discusión en torno a las listas de legisladores nacionales.

Macri pretende, a toda costa, incluir a la bodeguera Susana Balbo en el casillero de los senadores o, en su defecto, en el de los diputados.

El radicalismo quiere conservar los senadores que pone en juego (salen Sanz y Laura Montero) y reafirmar a Enrique Vaquié como diputado.

Un proceso abierto, pero que no debiera resultar traumático si impera un mínimo de sentido común.

Clima de euforia en el PJ
El peronismo mendocino ha recuperado el ánimo este fin de semana. Siente algo parecido a la euforia.

“¡Estamos otra vez en carrera! Vemos, ahora sí, que hay posibilidades efectivas de ganar”, recitan algunos de sus popes.

Los sustentan varios síntomas que vienen observando.

El primero de ellos es que hay “un veranito” en el país. Quizá leve, quizá fugaz, pero que puede alcanzar hasta el 21 de junio, la fecha de las elecciones locales.

Un masivo congreso denominado Patria Educativa en Maipú (“Encuentro con más de 3.000 educadores”, se entusiasmó Pérez) y un cónclave partidario de unidad, realimentaron la ola de optimismo.

“Es bueno que estén todos en la misma bolsa”, explica un ministro. “Sirve tanto para la victoria como para la derrota. Sobre todo en esta última, porque evita el pase de facturas”.

Muy pragmático.

Sin embargo, lo que más ínfulas contagia es la llegada, primero, de Cristina Fernández este miércoles. Conjeturan que tirará algunos anuncios esperanzadores en el ámbito vitivinícola y respecto del proyecto Los Blancos.

Luego será el turno de Daniel Scioli. “Es nuestro valor agregado. El candidato que expresa la moderación y los buenos modales que tanto gustan a los mendocinos”, detallan.

En resumidas cuentas, están todos felices y contentos. Los radicales porque se sienten sólidos en la punta, los peronistas porque se sienten en condiciones de alcanzarlos y el Frente de Izquierda porque se relame pensando en un nuevo batacazo.

Nunca mejor que ahora. El tiempo perfecto de la política… teatro de los sueños.

http://www.diariouno.com.ar/afondo/Pavoneo-de-famosos–en-la-pasarela-electoral-20150531-0041.html

Compartir

Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Scroll to top