La UCR mendocina, de nuevo con peso nacional

La UCR mendocina, de nuevo con peso nacional

jun 22, 15 • In Columnas, Política, Tapa

Para la foto. Mauricio Macri llegó al búnker radical y fue directo al escenario. Autor: Horacio Altamirano / Diario UNO.

Para la foto. Mauricio Macri llegó al búnker radical y fue directo al escenario.
Autor: Horacio Altamirano / Diario UNO.

En voz baja
Por Andrés Gabrielli
gabrielli.andres@diariouno.net.ar

A pocas de horas de oficializarse las fórmulas presidenciales, Mendoza se convirtió en noticia nacional.

Una noticia impactante dentro del panorama electoral del país que ingresa en su etapa decisiva, en la madre de las batallas.

Son varios los datos que introdujo el triunfo del radicalismo junto con el sello amplio de Cambia Mendoza.

El primero de ellos es que desmintió un juicio, ligero pero que se estaba volviendo lugar común: que en todos los distritos estaban ganando los oficialismos. Un rotundo mentís. El PJ perdió tras ocho años en el poder provincial y con el paraguas de 12 años de poder nacional.

Segundo: la escasa relevancia que contagia la estampita de la Presidenta, pese a su pregonada buena imagen, en los complejos entramados locales. Mendoza repite lo que sucedió en Río Negro con Pichetto: ni el uso de la cadena nacional ni el aterrizaje del enorme aparato presidencial con sus promesas logran mover la aguja en favor del candidato parroquiano.

A veces hasta opera en contrario. Prueba: la fórmula oficial perdió aquí por una distancia mayor que en las primarias de abril.

Tercero: Alfredo Cornejo, el nuevo gobernador, se constituye en figura nacional del radicalismo y, por ende, de toda la oposición. Recupera para su partido la magnitud que tuvo Julio Cobos cuando fue mandatario provincial.

Tan relevante es la victoria de Cornejo, que le contagiará también, aunque brevemente, viento de cola a Macri, en primer término, y les llegará a Lilita Carrió y a Sergio Massa, entre otros presidenciables.

Cuarto: el triunfo acrecienta la musculatura política de Ernesto Sanz y de Cobos. Sanz, jefe partidario, comienza hoy mismo su campaña para competir con Macri en la primaria presidencial. Y Cobos, que será candidato a senador, se anota el gran mérito de haber unido la UCR consagrando la fórmula Cornejo-Montero y de haber acompañado, barrio por barrio, a las dos estrellas municipales de ayer, el lasherino Daniel Orozco y al guaymallino Marcelino Iglesias.

La ola fue tal que el radicalismo hasta se apoderó del que fuera el feudo propio de Celso Jaque, Malargüe, y que contó en estos tiempos con el padrinazgo de uno de los funcionarios más poderosos del país, Diego Bossio, el titular de la ANSES.

Quinto: una experiencia extraña será la cohabitación, de casi medio año, entre el gobernador actual y el gobernador electo, entre Paco Pérez y Cornejo, dos calentones que se vienen peleando como perro y gato desde hace largo tiempo. Que Pérez lo haya llamado a Cornejo para felicitarlo y que aceptara desayunar hoy en su domicilio abre la firme esperanza de un tiempo distinto. El de una Mendoza fecunda e integrada sobre sus grandes ejes.

Sexto: el logro de Cambia Mendoza desmiente que la pureza de raza (raza PRO) voceada por Macri sea la única carta ganadora ante el Frente para la Victoria.

PJ: tristeza não tem fim

Poco queda para evaluar respecto de un justicialismo que lo perdió casi todo. Perdió la elección provincial, perdió intendencias clave como Las Heras, Guaymallén y Luján, le puso a la Presidenta una derrota amarga sobre su falda, adelgazó la figura del gobernador que aspira a integrarse en un supuesto gobierno de Scioli, humilló al vicegobernador Carlos Ciurca como cacique político del PJ y como candidato a intendente, humilló a sus encuestadores (Di Tomasso, Córdoba), que venían pregonando un empate técnico…

La lista es larga. E igual de amarga.

Mañana será otro día.

Ya vienen las nacionales. Ahora les toca trabajar para La Cámpora.

Compartir

Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Scroll to top