Insólito papelón del PJ mendocino: ¿para qué?

Insólito papelón del PJ mendocino: ¿para qué?

ago 10, 15 • In Columnas, Política, Tapa

En voz baja
Por Andrés Gabrielli
gabrielli.andres@diariouno.net.ar

El Pj mendocino festejó el triunfo de Scioli sobre el líder del PRO.

El Pj mendocino festejó el triunfo de Scioli sobre el líder del PRO.

El bizarro sistema de internas abiertas que rige en la Argentina, con poco de internismo efectivo, habilita las más bizarras interpretaciones por parte de los candidatos.

Permite farolear en grande. Exagerar sin miedo al ridículo. Fabular.

Hasta tal punto es laxo y maleable el método de las PASO que motivó a los tres presidenciables en carrera a festejar como un gran triunfo personal su resultado electoral de ayer.

El postulante oficialista Daniel Scioli leyó los números como si le hubiera sacado una ventaja sideral, definitiva, a su principal contrincante Mauricio Macri.

Este, por su parte, acomodó los guarismos de tal manera que el fin de ciclo aparezca como ineluctable en el horizonte. También, como Scioli, se vanaglorió ruidosamente junto con los suyos y soltó globos al cielo.

Quien más cerca estuvo de la verdad verdadera fue Sergio Massa, porque pudo ratificar que la polarización Scioli-Macri no era lo único que había sobre el escenario. Sacó un porcentaje interesante de votos que elevaron su precio en el mercado electoral, por lo cual, ni lerdo ni perezoso, tendió un puente hacia los otros referentes de la oposición.

Aunque todos festejaron, lo concreto es que quedó abierto un panorama de gran complejidad para las elecciones presidenciales, con resultado abierto. Apasionante para analistas y estrategas.

Papelón mendocino

La mentada bizarría alcanzó su pico con la conferencia del peronismo mendocino cuando, anoche, anunció con bombos y platillos que había ganado la elección local con un porcentaje parecido al de Scioli en el país: 11 puntos.

Anunciaron eso, orondamente, sus referentes y se fueron a su casa.

Poco después, los números oficiales le daban un claro triunfo a la coalición Cambiemos liderada por Cornejo y Cobos.

El Frente para la Victoria intentó justificar su irresponsable celebración (casi una estudiantina), aduciendo que no debían sumarse los votos de Macri, Sanz y Carrió.

Otra torpeza, porque en el segmento de senadores y diputados nacionales, donde los votos van irremediablemente unidos, la ventaja a favor de Cambiemos fue aún mayor.

Y ratificó lo que se viene repitiendo desde hace meses: que sus cabezas de lista, Anabel Fernández Sagasti, Rubén Miranda y Guillermo Carmona, conforman una maquinaria especializada en acumular derrotas.

Sobre todo Miranda, quien tras haber perdido su departamento, Las Heras, en junio, padeció un corte de boletas muy superior al del resto de sus compañeros en beneficio de la macrista Susana Balbo.

Hasta el gobernador Francisco Pérez fue doblegado en el segmento del Parlasur por Gabriel Fidel.

Cierto es que lo de ayer fue, más que internas abiertas, un sondeo general para posicionar a los candidatos frente a los próximos comicios.

Pero el drama del PJ sigue latente. No puede torcer lo que se le ha vuelto torvo desde 2013. No lo consiguió, esta vez, ni siquiera parapetado tras un macho de espadas como Scioli.

Algo tendrá que cambiar en su mensaje de campaña. Principalmente algo que vuelva a amigarlo con la mayoría de los mendocinos.

Que vuelva a hacerlo confiable.

Por eso mismo salta una pregunta lacerante: ¿qué sentido tenía vender anoche un resultado amañado? ¿Un triunfo que no le pertenecía? ¿Que no fue tal?

Sobre todo: ¿para qué?

¿Para qué lo hicieron?

A esta altura, requiere de una explicación psicológica antes que política.

http://www.diariouno.com.ar/mendoza/Insolito-papelon-del-PJ-mendocino-para-que-20150810-0014.html

Compartir

Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Scroll to top