El diálogo Pérez-Cornejo, un milagro mendocino

El diálogo Pérez-Cornejo, un milagro mendocino

sep 20, 15 • In Columnas, Política, Tapa

Algo es algo. Mientras Tucumán, el Niembrogate o C5N atizan la hoguera política, en la provincia se busca un consenso razonable

Pérez y Cornejo, dos bichos raros en la escena nacional. (Ilustra Diego Juri para UNO)

Enemigos íntimos: ¿Mendoza es otro país? Pérez y Cornejo, dos en busca de lo posible (Ilustra Diego Juri para UNO).

Por Andrés Gabrielli

Apuntes de la semana: 1) Cadena nacional clásica, o sea con reproches a la oposición y a la Justicia. La número 38 de este año (más de cuatro por mes, en promedio).

2) La Justicia (Sala I de la Cámara en lo Contencioso Administrativo) anula las elecciones provinciales en Tucumán.

La medida es celebrada por la oposición (“Desde el primer momento sostuve que era inadmisible lo sucedido en la elección de Tucumán. La legitimidad la da la voluntad del pueblo”, escribe Cobos en Twitter) y vapuleada por el oficialismo (“Volvemos a épocas predemocráticas. Ahora ya ni siquiera son presidentes los que anulan las elecciones, basta con dos jueces para que en una provincia se intente desconocer la voluntad popular”, dice la Presidenta en dicha cadena).

3) El periodista Fernando Niembro renuncia como candidato a diputado por el frente Cambiemos.

Desde el macrismo guardan prudente distancia (el gobierno de la Ciudad Autónoma “no hizo nada irregular”, aclara Mauricio Macri). Desde la óptica opuesta lo defenestran (“No creo que haya instituciones más corruptas que el PRO”, dispara el relator Víctor Hugo Morales. La Presidenta, por su parte, ironiza sobre el Niembrogate en la cadena 37: “Mejor no lo Niembro”).

4) Horacio Verbitsky, presidente del Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS), acusa por el canal Encuentro a su ex compañero de militancia revolucionaria Miguel Bonasso de haber dejado caer en una emboscada a Rodolfo Walsh durante el Proceso.

Bonasso responde: “Es una infamia que voy a pulverizar”. Y señala a Verbitsky como “ghost writer del brigadier Graffigna” y como “entenado de la Fundación Ford”.

Apuntes sobre estos personajes figuran en el reciente libro del periodista Gabriel Levinas Doble agente. La biografía inesperada de Horacio Verbitsky (editorial Sudamericana).

5) El gobierno porteño clausura durante algunas horas un galpón de entrada y salida de móviles del canal de cable C5N.

Macri defiende técnicamente lo actuado, pero reconoce: “No se puede volver a repetir. Es una gravedad extrema”. Desde el oficialismo se multiplican las voces críticas (“¿Éstos son los que nos trataban de autoritarios a nosotros?”, se pregunta la Presidenta en la cadena 38).

6) Una jueza, María Sarmiento, respondiendo a un pedido de la diputada Victoria Donda, le ordena al Ministerio de Economía difundir las cifras de la pobreza en el país. El ministro Axel Kicillof reacciona: “Si (Donda) quiere salir en los diarios que se ponga plumas”.

“Es una respuesta machista, en un país donde el machismo mata”, contraataca la diputada de Libres del Sur.

Bajo este clima político –y bajo el julepe del terremoto en Chile– es un milagro que, aquí, el actual gobernador peronista, Francisco Pérez, y el radical electo, Alfredo Cornejo, estén dialogando, en plena época electoral, para encontrarle una solución a la crisis financiera de la provincia.

¿Cuasimoneda? Una liviandad
En medio de las arduas gestiones surgió una versión inquietante: la reaparición en Mendoza de un sucedáneo de los Petrom, según anunciaron algunos medios porteños. “Mendoza podría inaugurar el regreso de las cuasimonedas”, tituló, por ejemplo, La Política Online.

Un concepto alejado de la realidad.

“Lo que pasa es que quienes escriben esas notas no se toman el trabajo de leer los documentos”, explica Martín Kerchner, el candidato número uno a ocupar la cartera de Hacienda del próximo gobierno.

Se trata, en resumen, de un bono que ya han utilizado Buenos Aires y Córdoba sólo para pagar a los proveedores. No tiene libre circulación, es voluntario y nominativo, y sirve para cancelar impuestos.

Se trata, por lo demás, de una partida ínfima y transitoria.

Desactivando bombas
La convivencia entre los equipos de Pérez y Cornejo es dificultosa, pero existe. Se trabaja.

Uno de los voceros del peronismo, Félix González, explica la razonabilidad del momento: “Nada sería más insensato que Cornejo pretenda que la bomba nos explote a nosotros o que nosotros le dejemos un campo minado a él. Perderíamos todos”.

Hay otro inconveniente de consideración: charlar con Daniel Scioli, en conjunto o por separado, arroja pocos resultados prácticos, pues hoy el candidato presidencial no tiene ascendiente sobre el Ministerio de Economía ni sobre la primera línea dirigente del Banco Nación.

Lo más maduro, entienden, es encontrar una salida consensuada –sorteando la rebelión de algunos intendentes– mediante una habilitación de la Legislatura para transformar la deuda con el Banco Nación en un préstamo de largo plazo.

Mientras, el radicalismo estudia un plan B por si la ingeniería financiera en torno al Nación fracasa.

Saben que la “cosa viene mal para diciembre” y que hay que pasar sin demasiados sobresaltos los primeros 100 días de gobierno.

Aun así, seguirá luego el cuesta arriba porque hay un problema estructural de fondo: la Provincia, desde hace un tiempo prolongado, gasta más de lo que recauda.

Por fortuna, Pérez y Cornejo no han dejado de consultarse. La mayoría de las veces telefónicamente, desde aquel recordado desayuno en la casa del godoicruceño la mañana después de las elecciones.

Un milagro en la Argentina de hoy. Digno de una rápida canonización por parte del papa Francisco, ducho en avatares políticos.

Compartir

Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Scroll to top