La “angustia griega” de Cornejo antes de asumir

La “angustia griega” de Cornejo antes de asumir

oct 18, 15 • In Columnas, Política, Tapa

Sin anestesia. El gobernador entrante rompió el silencio: “Serán un fin de año y un 2016 malos”. Pero se lució en IDEA y en El País

El gobernador electo Alfredo Cornejo y su metáfora griega. (Ilustra Diego Juri para UNO)

El gobernador electo Alfredo Cornejo y su metáfora griega (Ilustra Diego Juri para UNO).

Por Andrés Gabrielli
Diario UNO

La debacle está a la vista. El nuevo gobernador, Alfredo Cornejo, que espera su turno para asumir como un condenado en el corredor de la muerte, había elegido no polemizar en público con el elenco saliente hasta la elección presidencial.

No quería mezclar los tantos, quitándole seriedad al asunto si llegara a confundirse cualquier disenso con una maniobra electoral.

Quería, al mismo tiempo, sacarle presión a Francisco Pérez para que negocie una salida a la crisis financiera lo mejor posible.

Sin embargo, Cornejo debió romper esa estricta veda autoimpuesta por la gravedad del momento.

¿Cuál es la inyección letal que lo espera al final del corredor de la muerte y que lo obligó a hablar?

Los números de las cuentas provinciales que quedaron expuestos con crudeza luego de las últimas gestiones de Paco en Buenos Aires.

“Pérez no consiguió nada”, resumió con más desconsuelo que bronca el godoicruceño en estas horas.

Lo cual lo lleva a entrever el peor de los comienzos cuando deba sucederlo en diciembre: “Esos primeros ocho o diez días hábiles serán angustiantes”, anticipa.

Fue el corolario de lo que había dicho, desde Mar del Plata, por Radio Nihuil: “Vamos a tener un fin de año y un 2016 malos”.

Dos cosas buenas, pese a todo
Pese al manto negro que se yergue sobre su horizonte, Cornejo finalizó la semana con un balance muy positivo en términos personales.

Dos fueron los ámbitos donde resaltó su figura: en el 51º Coloquio de IDEA de Mar del Plata y en la prensa internacional, más precisamente en el diario español El País, que ayer le dedicó uno de sus temas de tapa a nuestra provincia bajo el título Cambio de poder en la atípica Mendoza.

Brillante metáfora marplatense
Sobre el cierre de IDEA, el gobernador entrante llegó con un diagnóstico duro, pero, también, ilusionante.

“Cornejo me sorprendió. Yo creí que iba a ablandar un poco la radiografía de la provincia, pero no. Incluso, a mi modo de ver, fue el mejor de los gobernadores presentes (Urtubey, Lifschitz, Rodríguez Larreta)”, dice el enviado Darío Gallardo.

Para ilustrar el carácter de nuestra crisis, Cornejo apeló a una metáfora brillante: comparó a Mendoza con Grecia. Pese a las severas dificultades, “Grecia no pierde su encanto, nadie deja de ir a visitarla”, dijo. Sus montañas, sus paisajes, su gente, sus vinos y sus productos naturales ejercen un fuerte atractivo. Lo mismo pasa con Mendoza.

Hay un gran potencial para crecer, entonces. Falta ajustar la gestión.

“Lamentablemente, no tenemos una Merkel, que te presiona y no deja que te pasés de la raya con el déficit”, es el remate de su idea.

Inspirado en el libro Por qué fracasan los países, de Acemoglu y Robinson, el godoicruceño tiró algunos conceptos que arrancaron aplausos como cuando dijo que “hay mucho gasto público pero poco Estado” o “tenemos un Estado más desorganizado que crimen organizado”.

Estaba ante el marco deseado.

“He visto a muchos empresarios que tienen a Mendoza en el radar”, había dicho poco antes en la radio.

De eso se trató, a fin de cuentas, su paso por el Sheraton marplatense: de que nos detecten las antenas de un auditorio que representa algo así como el 80% del PBI nacional.

Esa Mendoza tan distinta
Con inusual deferencia, El País de Madrid colocó ayer a Mendoza como uno de sus cinco temas de tapa.

La destaca por ser la “única provincia con cambio político”. La única donde perdió el peronismo oficial.

Uno de los hechos que más llamó la atención del periódico, “en un país en el que las divisiones son feroces”, fue el desayuno entre Cornejo y Pérez, el día siguiente de las elecciones.

Un desayuno, como ya se dijo aquí, con un “histórico” valor simbólico.

La crónica de Carlos Cué detalla algunos males como la crisis de las industrias exportadoras (que incluyen al vino) o la ola de inseguridad, que pone a Mendoza como “la tercera provincia más violenta, después de Santa Fe y Buenos Aires”.

No obstante, destaca, como gran novedad, a Cornejo, un gobernador que “ha ganado dando malas noticias”. Un baño de realismo.

“En esta campaña de las presidenciales nadie cuenta de verdad cómo está Argentina”, le dice Cornejo a El País. Y abre, a renglón seguido, diversas ventanas esperanzadoras para vender a Mendoza.

Caballero de la angustia
¿Por qué estamos como estamos? Porque, además de los problemas estructurales, hoy la Provincia, entre lo que recauda y lo que gasta, tiene un desfase de unos 400 millones de pesos por mes.

Las paritarias, por otra parte, según el equipo radical de monitoreo, “fueron calamitosas, imposibles de pagar”. El incremento en gastos de personal, en el último año, ha sido del 42%, sideralmente por encima de la inflación. “Insostenible”, dicen.

Encima, estiman ellos que la Presidenta lo trató muy mal al gobernador Pérez. “Lo van a ayudar, no se sabe cómo, en octubre y noviembre”. ¿Y en diciembre? “En diciembre, que Cornejo se arregle con Scioli”, dicen que Cristina le dijo a Paco.

El problema es que, a esta hora, tampoco se sabe a ciencia cierta si Scioli será presidente el domingo próximo. Los números están muy finitos. Cerca y lejos del balotaje.

O sea, la incertidumbre es total.

De ahí la “angustia griega” con que Cornejo espera sus primeros diez días de gobierno.

Compartir

Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Scroll to top