Pronóstico incierto para definir un nuevo rumbo

Pronóstico incierto para  definir un nuevo rumbo

oct 25, 15 • In Columnas, Política, Tapa

Otros aires. Gane Scioli, Macri y Massa está garantizado un país distinto, más dialoguista. Mendoza reconstituye hoy sus liderazgos

Seis protagonistas de hoy:  Scioli, Fernández Sagasti, Massa, Del Caño, Macri y Cobos. (Ilustra Diego Juri para UNO)

Seis protagonistas de hoy: Scioli, Fernández Sagasti, Massa, Del Caño, Macri y Cobos (Ilustra Diego Juri para UNO).

Por Andrés Gabrielli
Diario UNO

Hemos recorrido un largo camino -electoral- para llegar hasta aquí. Hasta este domingo en que el país cambiará de rumbo. Invariablemente.

Puede ser un cambio con pinceladas de continuidad, como promete el oficialista Daniel Scioli (el cambio tibio).

Un cambio que respete “las cosas que se hicieron bien”, como promete el líder porteño Mauricio Macri (el cambio con cargo de conciencia).

O un cambio más drástico, que apunta a “acabar con el kirchnerismo”, como promete el trigrense Sergio Massa (el cambio eufórico).

Palabras más, palabras menos, son, a fin de cuentas, solo eso: promesas de campaña.

Lo único cierto es que, cualquiera de ellos tres que acceda a la presidencia, hoy o en noviembre, el cambio de estilo respecto de Cristina Fernández será marcado.

Habrá un salto largo, pero, esta vez, para el lado de un país más respetuoso de las diferencias. Más dialoguista, obligatoriamente, porque el Congreso perderá su condición de “escribanía”, de apéndice sometido al arbitrio absoluto del Ejecutivo.

Habrá, se supone, un rol más activo de las instituciones.

Y una mayor apertura al mundo, menos ideológica y más pragmática. Bajo el arte de la diplomacia.

Debería.

Se supone.

Cualquiera de ellos que gane.

Cualquiera de los tres “candidatos del ajuste”, como les gusta mentarlos el paladín del FIT, Nicolás del Caño, el único presidenciable de origen mendocino.

Un trío que, con su habitual sentido de la ironía y su perspicacia, el Turco Asís definió en estos términos: Mauricio, El Ángel Exterminador; Daniel, el Líder de la Línea Aire y Sol; y Sergio, El Renovador de la Permanencia.

La urgencia mendocina
Los mendocinos llegamos con la lengua afuera, agotados, porque venimos votando parejito desde febrero. Desde que se lanzaron las primarias en Capital y San Carlos.

Y cerraremos el ciclo recién el 29 de noviembre, cuando se elija intendente en Godoy Cruz.

Un año interminable en materia de concurrencia a las urnas y de atronador bombardeo propagandístico en los medios electrónicos.

Nada de lo cual le quita su enorme interés a las elecciones de hoy.

Por supuesto, lo principal es la definición del nuevo presidente.

En términos estrictamente provinciales, se juegan, al mismo tiempo, otros factores urgentes.

Por paradójico que suene, al gobernador entrante, Alfredo Cornejo, le conviene, en término prácticos -no de especulación partidaria- que el recambio presidencial se despeje cuanto antes.

Necesita empezar a negociar “ya” condiciones de ayuda por parte de la Nación para que su debut al frente de la Provincia no sea un calvario.

Para que, en diciembre, por dar un ejemplo rápido, pueda pagar sueldos y aguinaldo.

Ya ha venido hablando con Scioli al respecto y cuenta con su buena voluntad. Pero Scioli, hasta hoy, no ha contado con poder alguno en el esquema de decisiones nacional.

Con Macri y Massa tampoco debería haber problemas para abrir alternativas de entendimiento.

Pero sobre los tres planea la gran incertidumbre del proceso electoral que culmina hoy.

El proceso más complejo y difícil de pronosticar desde que, en 2003, Néstor Kirchner accediera a la presidencia con el 22% de los votos, tras borrarse Menem del balotaje.

Por los liderazgos locales
Hay otro importante aspecto local, pese a que los comicios de este domingo tengan, en Mendoza, solo carácter “nacional”.

Por un lado servirán para que el radicalismo, que ganó la gobernación y varias intendencias clave en junio, ratifique la preeminencia electoral que viene ejerciendo, sin excepción, desde 2013.

Por debajo de Macri en la lista sábana de Cambiemos el encargado de ratificar esa dominación será, en primer término, Julio Cobos, como cabeza de los aspirantes al Senado de la Nación. La bodeguera macrista Susana Balbo hará lo propio desde la franja de diputados y el exministro Gabriel Fidel desde el fondo de la tabla compitiendo, nada menos, que con el gobernador Francisco Pérez por un escaño en el Parlasur.

El peronismo intentará torcer, por fin, la historia, sustentado en la candidatura, arriba, de Scioli, y con la camporista Anabel Fernández Sagasti en senadores y el lasherino Rubén Miranda en diputados.

Nicolás del Caño busca traccionar a la joven Noelia Barbeito hacia la Cámara de Diputados, mientras que el comunicador Carlos Sicilia busca lo mismo bajo el paraguas de Massa.

No es menor, por otra parte, el resultado en cada departamento para el PJ mendocino. Envuelto en crisis por las derrotas y con su presidente Pérez seriamente cuestionado, desde mañana mismo el partido iniciará el ineludible capítulo de su renovación. Que demandará un tiempo prudencial y que podría resultar traumático, según cómo se comporte cada actor involucrado. Según si logran hallar más temprano que tarde el liderazgo del nuevo tiempo.

Diversas incógnitas que empezarán a develarse cuando, esta tarde, se cierren las urnas.

Un momento hermoso, este.

El incomparable momento de las grandes preguntas.

Lo decía Martin Heidegger: “Todo preguntar un goce, toda respuesta una merma”.

Compartir

Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Scroll to top