El balotaje, una oportunidad

El balotaje, una oportunidad

oct 26, 15 • In Columnas, Política, Tapa

Capítulo inédito. La segunda vuelta mejorará al ganador y a un líder opositor. Mendoza confirma a la UCR y entierra al peronismo

Scioli y Macri al balotaje.

Scioli y Macri al balotaje.

Por Andrés Gabrielli
Diario UNO

Otra vez el adjetivo “histórico” vuelve a ser pertinente para analizar la realidad política argentina.

Por primera vez el país elegirá a su presidente en un balotaje.

Lo que se traduce en un hecho varias veces positivo.

Por un lado, quien gane la contienda en noviembre llegará plenamente fortalecido y ratificado en tres elecciones sucesivas.

Pero le quitará soberbia, la tentación del “vamos por todo”. Será un gran atenuante el balotaje. Como un airbag de la democracia.

Obligará, a su vez, nuevamente, a los candidatos a recorrer toda la geografía nacional para reiterar su pedido de voto. Los obligará a mirar, con más agudeza, la Argentina profunda.

Es una oportunidad para nosotros, en las provincias, de volver a hacernos escuchar. De que sepan, en Buenos Aires, lo que nos está pasando.

Por otra parte, este nuevo round electoral también fortalecerá al contrincante que salga segundo. Puede que haya un líder de la oposición con unas espaldas anchas gracias al músculo auténtico que transmiten las urnas.

Esto también puede abrir un capítulo inédito dentro de la historia reciente del país. Hace falta que se consolide una fuerza de oposición, porque es una consolidación institucional.

Y aquí puede efectuar un excelente aporte agregado Sergio Massa, si sabe administrar con tino el importante caudal electoral que acumuló hasta ayer (algo que no pudo hacer, en similares circunstancias, Pilo Bordón en 1995).

La UCR y su largo invicto
En Mendoza también hubo un impacto fuerte.

El radicalismo supo consolidar el predominio electoral que viene ejerciendo desde 2013, lo cual le dará un necesario respaldo para el recambio de poder en diciembre.

Lo necesitará.

No la tendrán fácil ni el gobernador Alfredo Cornejo ni algunos intendentes recién llegados, como Marcelino Iglesias en Guaymallén y el demócrata Omar De Marchi en Luján.

Al mismo tiempo, algunos hechos impactantes en la órbita nacional, como el triunfo de Gerardo Morales en Jujuy, lo han tenido a Ernesto Sanz como conductor del barco en su carácter de presidente nacional de la UCR.

También Julio Cobos (con su estrella confirmada en Mendoza), Cornejo y el propio Sanz fueron figuras, arriba del escenario, en el acto de cierre de Macri en el Orfeo de Córdoba.

Pueden sentirse protagonistas, entonces, de la espectacular atropellada del jefe porteño y de haber forzado este balotaje histórico.

La cabeza gacha del PJ
Para el peronismo local el panorama es exactamente inverso. Volvió a perder. Por enésima vez. Pese a que llevaba, supuestamente, al “macho de espadas” en la cabeza de la lista sábana.

O sea, el PJ fue otro de los que contribuyó al alunizaje de Scioli en la primera vuelta.

Se veía venir el apagón local.

Los principales caciques departamentales, los que habían quedado en pie tras la debacle de junio, despotricaban todo el tiempo -aunque en voz baja- por las listas de candidatos a legisladores nacionales que les armaron compulsivamente en Buenos Aires.

Fue el dedo de Cristina el que los hundió.

Pero no tuvieron carácter ni fuerza ni ganas para oponerse.

Pagan el precio de su propia flojeza. No hay a quién echarle la culpa. Por el contrario, será Scioli el que les pase la factura esta vez.

Pérez, gobernador y presidente partidario, derrotado ampliamente por Gabriel Fidel en el segmento del Parlasur; y Pérez viajando junto a su vice Carlos Ciurca a Buenos Aires para refugiarse a la vera de Scioli, fue una alegoría del terremoto anunciado.

Lo que no podían prever Pérez y Ciurca es que el sismo iba a llegar también hasta allá. Hasta el Luna Park.

Compartir

Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Scroll to top