Pilo: el “Cóndor” planea otra vez sobre Mendoza

Pilo: el “Cóndor” planea otra vez sobre Mendoza

dic 20, 15 • In Columnas, Política, Tapa

A Chile. Designado embajador en el país trasandino por influencia de Cornejo, José Bordón tiene en sus manos un rol trascendental

Pilo El Cóndor de los Andes. Ilustra Diego Juri para UNO.

El exgobernador José Octavio Bordón (Ilustra Diego Juri para UNO).

Por Andrés Gabrielli
Diario UNO

Desde que asumió Mauricio Macri, la agenda pública de la Argentina se mueve con una singular intensidad.

Novedades de altísimo impacto, que se encadenan sin tregua, como el levantamiento del cepo, pueden empequeñecer una noticia relevante para Mendoza: la designación de José Octavio Bordón como próximo embajador en Chile.

No se trata, solamente, de que un comprovinciano vuelva a ocupar ese puesto clave, como sucediera tiempo atrás con el exvicegobernador Carlos de la Rosa (2002) y el exsuperintendente de Irrigación Carlos Abihaggle (2003-2007), sino de devolverle a Mendoza un papel de relevancia en el contexto binacional.

La Provincia, para decirlo claramente, ha perdido diez valiosos años en esta materia.

José Luis Gioja fue mucho más activo como gobernador de San Juan y el saliente embajador Ginés González García, por su parte, demostró una evidente simpatía por los primos del norte.

Un asunto sirve para ilustrarlo: el paso Agua Negra lleva una considerable ventaja por haber concitado la atención prioritaria de Chile.

En las últimas horas, el presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Luis Alberto Moreno, anunció un aporte de u$s 5.000 millones para los cuatro años venideros. Están destinados a obras de infraestructura.

Y habrá nuevas líneas de crédito. Allí tiene primacía “el túnel de Agua Negra, el estratégico corredor que cruza los Andes y permite la salida al Pacífico de producción de Argentina y demás países del Cono Sur con salida al Atlántico”, según informa La Política Online.

Hay mucho por hacer y mucho por recuperar, entonces.

Bordón, el Cóndor de los Andes
Bordón supo ganarse el mote de Cóndor de los Andes cuando brilló entre los gobernadores a fines de los años 80.

Hasta tal punto creció su estrella que, tiempo después, llegó a disputarle la presidencia a Carlos Menem, cuando este se hallaba en la cúspide de su popularidad.

Nada mejor, pues, que recuperar aquel honroso mote para sobrevolar nuevamente la cordillera, esta vez desempeñando un rol estratégico, fundamental, en función de lo que exige la Argentina actual.

“Entre los temas que le interesan hoy a Macri están la relación Mercosur/Alianza del Pacífico, que es multilateral, y la integración energética”, define Abihaggle apelando a su experiencia.

Advierte también que hay que diferenciar la relación entre Buenos Aires y Santiago, de la que tienen las regiones chilenas con las provincias argentinas.

Otros asuntos de interés, según Abihaggle: “El mercado chileno es muy importante para las pymes argentinas: hacen su primer entrenamiento. También el reconocimiento de los títulos universitarios y los circuitos turísticos integrados”.

Aduana y tren trasandino son otros de los ítems que le subrayará el Ejecutivo mendocino.

Todas cuestiones en las que Bordón se mueve como pez en el agua.

Historia de un nombramiento
Para llegar a esta instancia hubo un proceso de sintonía fina entre otros calificados candidatos locales.

La historia empezó a definirse el pasado sábado 12, en una conversación entre el presidente Macri y el gobernador Alfredo Cornejo. Tras el acuerdo entre ellos sobre Pilo Bordón, se contó con el beneplácito de la canciller Susana Malcorra y el consenso de Ernesto Sanz.

El martes 15, el Gobierno argentino le envió la propuesta a la presidenta Michelle Bachelet y ese mismo día ella le dio el placet.

Las conexiones de Pilo, que fue embajador de Kirchner en Washington, son tan variadas, que cuando recibió la propuesta para ir a Chile participaba en Buenos Aires de la reunión de la Red de Relaciones Internacionales para América Latina que preside el expresidente Ricardo Lagos y donde había numerosas personalidades latinoamericanas.

Bordón ha mantenido un perfil muy bajo en estos días, negándose a conceder entrevistas a los medios porque su designación todavía necesita el visto bueno del Congreso.

Pero se supo que recibió llamados de expresidentes y excancilleres chilenos, además de legisladores y académicos de ese país con los que tiene larga relación desde los tiempos en que, como legislador en los 80, trabajaban juntos para el retorno de la democracia en el país vecino.

¿Un triunfo local?
Finalmente, una cuestión: evidentemente Bordón no es un empleado de Mendoza. Debe trabajar para el país y para todas las provincias.

Pero Mendoza es una pieza centralísima en el ajedrez binacional, problemática que Bordón domina al dedillo como lo demuestra su rol de director del Centro de Asuntos Globales (CEAG), con punto de interés en “una Sudamérica proyectada tanto en el océano Atlántico como en el Pacifico”.

Se conjuga esto con la propuesta de Bachelet de sintetizar una alianza estratégica y de “convergencia en la diversidad”.

Y hay allí tres nombres, tres pasos que significan nuestro pasaporte al mundo: Cristo Redentor, Pehuenche y Las Leñas.

Algo que el gobernador Cornejo dimensiona en su justa medida. Y que le valió una nueva muestra de confianza por parte del presidente Macri poniendo en vuelo a un viejo conocido, ese cóndor llamado Pilo.

Compartir

Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Scroll to top