La crisis brasileña obliga a abrirse más al mundo

La crisis brasileña obliga a abrirse más al mundo

may 15, 16 • In Columnas, Política, Tapa

Ahora o nunca. Mendoza está obligada a ampliar sus mercados. Logro de Kerchner y misiones de Vaquié y Fidel, entre otros

El ministro Martín Kerchner, Gabriel Fidel y Enrique Vaquié. (Ilustra Diego Juri para UNO)

Expedicionarios mendocinos: Martín Kerchner, Gabriel Fidel y Enrique Vaquié (Ilustra Diego Juri para UNO).

Por Andrés Gabrielli
Diario UNO

Una de las frases preferidas de Perogrullo sostiene que “toda crisis es una oportunidad”. Un buen placebo ante la crisis brasileña que se abate sobre nosotros.

Quizá nos ayude a dormir más tranquilos en estos días de zozobra.

Pero, ¿es cierto que cualquier crisis, del tenor que sea, nos habilita un tragaluz venturoso hacia el futuro?

Para el profesor Josep Muñoz Redón se trata de un “estrambótico y maligno” tópico, “un intento chapucero de transformar algo esencialmente malo en algo bueno”.

¿Por qué? Porque suelen aprovecharse de tal situación los inescrupulosos que generan la crisis en detrimento de los más débiles.

¿Quién sale verdaderamente reforzado de una crisis?, se pregunta Muñoz Redón. “Aquel que dispone de las herramientas intelectuales y materiales para afrontarla. Y éstas no se improvisan”.

Por lo tanto, la pregunta que sigue es: ¿está Mendoza preparada para sacarle provecho a la indeseada ruina brasileña?

La importancia brasileña
Antes de abordar puntualmente el interrogante, pongamos en perspectiva la magnitud del problema.

Brasil no es un socio menor. Se trata del principal cliente para los productos mendocinos después de Estados Unidos.

Su posición ocupa un lugar de privilegio en materia de ajo, de vino y de turismo, entre otros rubros.

El deterioro del país hermano no arrancó en estos días, sin embargo, por la caída de la presidenta Dilma Rousseff. Viene de más lejos. Acumula un menoscabo de, por lo menos, dos años.

Lo cual afectó, por ejemplo, el mercado vitivinícola. Brasil compra menos vino, en cantidad y también en calidad. Es un inconveniente añadido, pues los productos del segmento más bajo son, al mismo tiempo, los de menor rentabilidad.

Una colocación “exitosa”
Que Mendoza necesita ampliar su matriz productiva y sus mercados internacionales, es una exigencia que trasciende la crisis carioca.

Y, en ese sentido, se enciende una luz de esperanza.

La Provincia ha estado moviendo sus fichas internacionales con bastante presteza.

La primera gran acción sobre el particular la realizó el gobernador Alfredo Cornejo logrando que José Octavio Bordón accediera a la embajada en Chile. Nadie, en nuestro medio, tiene una red de contactos externos tan aceitada como la de Pilo.

También actuó con agilidad el Gobierno en materia financiera. Ya desde antes de asumir, el hoy ministro de Hacienda Martín Kerchner comenzó a explorar el mercado foráneo para colocación de deuda.

Coronó su gestión con el anuncio, desde Nueva York, del bono mendocino por 500 millones de dólares, una operación “exitosa”, según la calificó Ámbito Financiero, para afrontar el déficit provincial y vencimientos de deuda.

Fue la segunda provincia en salir al mercado luego de la megacolocación de la Argentina y con una tasa mejor respecto de sus antecesoras.

“El bono se cotizó por primera vez en forma estable al 99.5 %, lo cual es muy bueno porque se lo quedan los inversores”, comentaba el viernes a la noche Kerchner, antes de abordar el avión de regreso a Mendoza.

Expedicionarios por el mundo
Las misiones externas no se agotaron con la de Kerchner.

Otro de los ministros clave, Enrique Vaquié, también viajó a Estados Unidos para establecer contacto relativos a su cartera de Energía.

Subrayó un saldo provechoso: “El interés por invertir en Argentina en gas y en Vaca Muerta, en una industria que está reduciendo costos drásticamente a partir de los precios internacionales”.

Quien imprimirá gran intensidad a su tarea es Gabriel Fidel en su calidad de presidente de ProMendoza y presidente de la Comisión de Comercio Internacional en el Parlasur.

Fidel reconoce que la crisis brasileña adquiere ribetes catastróficos para Mendoza pero, por eso mismo, deben ampliarse las fronteras. Además, entiende que Brasil se recuperará y habrá que estar preparados para acoplarse de nuevo al gigante.

Ve grandes oportunidades más allá del Mercosur en América Central para, por ejemplo, la metalmecánica. Y entre los demás continentes, hace foco en Asia, fundamentalmente en China, hacia donde se profundizarán las misiones.

Afuera hay motivos de optimismo.

Una destacada delegación mendocina recorrió empresas y centros de investigación de punta en Estados Unidos como Tesla Energy, Stanford Research Institute, Google, First Solar o Singularity University en Silicon Valley, invitados por el embajador Noah Mamet.

Luis Pescarmona (IMPSA), Lucas Pescarmona (Mercantil Andina), Beatriz Nofal (Eco-Axis), José Manuel Ortega Fournier, Roger Zaldivar y Julián Groisman (Grupo Presidente), los mendocinos en cuestión, quedaron fascinados.

“Ha sido impresionante. Hubo momentos de esos que le cambian la vida a uno”, relató, eufórico, José Ortega, un fogueado peregrino internacional.

Se formalizaron invitaciones para visitar Mendoza. Y para invertir.

Son vías de exploración.

Oportunidades que ofrece la coyuntura.

“Las oportunidades pequeñas son el principio de las grandes empresas”, enseñaba Demóstenes.

Compartir

Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Scroll to top