Santa Rosa, laboratorio de la realidad provincial

Santa Rosa, laboratorio de la realidad provincial

dic 18, 16 • In Columnas, Política, Tapa

Símbolos relevantes. La primera mujer intendenta, una reina en campaña, el voto electrónico y la interminable seguidilla radical

Las candidatas a la intendencia en Santa Rosa, Flor Destéfanis y Norma Trigo. (Ilustra Diego Juri para UNO)

Las candidatas a la intendencia en Santa Rosa, Flor Destéfanis y Norma Trigo (Ilustra Diego Juri para UNO).

Por Andrés Gabrielli
Diario UNO

Una rareza del calendario electoral -una más de la arcana Mendoza modelo 2016-.

Las pasadas elecciones internas de Santa Rosa cerraron, políticamente, el año, pero, a fin de cuentas, también son el puntapié inicial, de manera prematura, al recorrido eleccionario de 2017, que será clave para la conformación del poder nacional. Para su consolidación. O no.

Santa Rosa, en una mirada extensa, terminó concentrando, por distintas razones, muchos de los elementos significativos que jalonaron la vida provincial en el anuario que estamos a punto de clausurar.

Ha sido, en efecto, muy perturbador, muy fuerte, este 2016. Que se despide, respecto de su caso más incandescente -los abusos en el instituto Próvolo-, con novedades al rojo vivo.

Con los horrores a flor de piel.

Sacando la macabra historia de los curas pecadores y sus imperdonables ignominias, hay otros temas que encontraron en el departamento del Este, cual laboratorio humano, una especie de resumen simbólico.

1.- Reivindicación de la mujer
El jueves, la Dirección de Género y Diversidad publicó un resumen funesto para Mendoza: este año se registraron 2.128 casos de mujeres en situación de violencia.

La ola negra continuó su recorrido sobre el fin de semana.

Y si por algo sobresalió la provincia durante el año, en la crónica policial del país, fue por la acumulación de feminicidios en poco tiempo.

Las elecciones en Santa Rosa pueden ser tomadas, entonces, como un bálsamo, como un refugio en medio del huracán.

Quedaron seleccionadas para competir por la intendencia dos mujeres, Norma Trigo y Flor Destéfanis.

Habrá, entonces, por primera vez, una intendenta en Mendoza elegida por el voto popular (Teresa Camarasa de Appugliese estuvo al frente de la comuna de Lavalle, pero en los 70, bajo regímenes militares).

Así como Laura Montero es la primera vicegobernadora de la historia local.

Hitos que han de servir para limpiar la enrarecida atmósfera social.

2.- Una reina en campaña
Flor Destéfanis llega a la elección santarrosina proyectada por el sector interno del justicialismo que lidera el exvicegobernador Carlos Ciurca.

Sin embargo, ella admite, con sinceridad, que su principal atractivo, en materia de simpatía popular, es haber sido reina de la Vendimia.

Irrumpe en un momento justo, cuando comenzó a tomar cuerpo, con intensidad, el debate sobre el rol de la mujer en cuanto a este tipo de “reinados”, que terminan siendo meros certámenes de belleza.

Gualeguaychú, una capital del carnaval, eliminó, por ejemplo, la elección de su soberana, como una contribución a la lucha contra la violencia de género.

Mendoza aportó otras novedades: una light, como el hecho de que la reina de Capital pueda competir por el trono mayor; y otra más punzante, con la postulante distrital de Colonia Segovia, Estefanía Correa, una candidata transgresora como “modelo curvy y de talles especiales”.

Una controversia que crece y en la que Destéfanis, abogada y política, tendrá mucho que decir.

3.- El primer test “electrónico”
El gobierno de Alfredo Cornejo está firmemente convencido, al igual que el gobierno nacional, de impulsar una reforma política que incluya la renovación de los mecanismos electorales.

En el país, el estímulo se encuentra frenado en el Congreso por voluntad del peronismo, principalmente.

La Provincia, no obstante, aunque no tenga compañía nacional, seguirá adelante con su empeño.

En Santa Rosa se puso a prueba, por primera vez, la boleta electrónica con resultados muy alentadores, lo cual ratifica la vocación de trasladarlo a todo el ámbito provincial el año próximo.

Es un primer paso. Faltan otros, relevantes. Como implementar la boleta única para jubilar, de una buena vez, la odiosa lista sábana.

Esto también recién empieza.

4.- Otro anillo radical
La “victoria” de Norma Trigo, el domingo pasado, con el 66% de los votos en la primaria (como total del radicalismo), contra el 30% de Destéfanis (como total del peronismo), significa un anillo más en la extensa cadena de triunfos electorales que hilvana el oficialismo mendocino.

Para la UCR no significa mucho más que eso: un posible nuevo departamento en su haber.

Para el PJ es más complejo: le impide interrumpir la ola negativa, pero también le obstaculiza la imperiosa necesidad de efectuar un profundo lavado de cara frente al nuevo calendario electoral.

“Demasiado bien nos fue, teniendo en cuenta que el exintendente Salgado estuvo preso hasta pocos días antes de la elección”, admite uno de los jefes comunales supervivientes.

Santa Rosa significó para su partido un proceso similar a los padecidos en el Guaymallén de Lobos y en el Luján de López Puelles.

Hecatombes políticas. Degollinas.

Entienden, también, que Ciurca es uno de los mariscales de la derrota y que no debería figurar en primer plano junto a Destéfanis, para facilitarle un desempeño digno.

Cavilaciones centralísimas para un partido, como el PJ local, que deberá hallar en 2017, sí o sí, la inescrutable senda del renacimiento.

Compartir

Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Scroll to top