La mejor semana en la vida política de Cornejo

La mejor semana en la vida política de Cornejo

may 14, 17 • In Columnas, Política, Tapa

Elogios que obligan. El manejo de las cuentas públicas motivó el gesto de Macri. Hay méritos que se extienden a la provincia toda

EL gobernador Cornejo con el presidente Macri en su paso por la provincia. (Ilustra Diego Juri para UNO)

EL gobernador Alfredo Cornejo con el presidente Mauricio Macri, que pasó por la provincia (Ilustra Diego Juri para UNO).

Por Andrés Gabrielli
Diario UNO

Son momentos que deben guardarse en la página dorada del álbum de los recuerdos. Porque puede que no se repitan otra vez.

Y porque no garantizan nada a futuro, sino que obligan más. Mucho más que la cómoda grisura sin matices.

La sucesión de reconocimientos y episodios favorables que le llovió durante estos días a Alfredo Cornejo no tiene parangón en su extensa e intensa carrera de funcionario público, si bien aún no merece ser considerado un “veterano de la guerra”.

Lo mejor del caso, para él, es que la seguidilla no obedeció, en su mayoría, a circunstancias fortuitas, a un regalo del azar, sino a una acumulación paciente y meditada de propósitos. Y en medio de una crisis económico-social que está lejos de haberse superado.

Fue el Presidente, en su visita a la provincia, quien le colocó la principal medalla, cuando puso al gobernador mendocino como el mejor ejemplo de lo que debe hacerse con el manejo de las cuentas estatales, en contraposición con el desmadre que se observa en Santa Cruz.

Cornejo y Alicia Kirchner son, en opinión de Macri, las dos caras de una tragedia. El blanco y el negro. Lo bueno y lo malo. En términos prácticamente absolutos.

Ese mismo día, un editorial del diario La Nación titulado “Pasos positivos en Mendoza” destacaba aspectos similares.

“Las últimas administraciones del Frente para la Victoria hicieron crecer en Mendoza el empleo público, la inseguridad y el juego”, recordaba el matutino.

Luego pasaba a mencionar los aspectos encomiables de la actual administración, entre los que subrayaba el cierre de ocho casinos, “la iniciativa para limitar las reelecciones de los intendentes”, “la decisión de terminar con la ociosidad en las prisiones” y “la implementación del Ítem Aula, por el que se premia el presentismo en las escuelas públicas”.

Completa este panorama el Informe Nacional sobre Desarrollo Humano 2017 que difundió la ONU. Mendoza figura tercera en el ranking nacional, detrás solo de la Capital Federal y de Chubut.

Una vidriera, en suma, para la provincia. Que trasciende al propio Cornejo. Porque varios de los logros que se están alcanzando en estos días implican el concurso amplio de las fuerzas políticas y sociales.

Un consenso inédito
En el gran viento de cola que le facilitó la navegación durante la semana, hubo un hecho trascendental que sí le cayó de arriba al gobernador. Vino sin haberlo perseguido, ni siquiera imaginado.

Fue el enorme revuelo que generó la Corte con su fallo favorable al 2×1 en un caso relacionado con crímenes de lesa humanidad.

¿Qué trajo de provechoso tal vorágine que absorbió, durante un puñado de días, el debate público en la Argentina?

En primer lugar, la coincidencia, inédita para estos tiempos de grietas insondables, de la inmensa mayoría de las expresiones políticas en torno a consignas como Verdad y justicia o Nunca más.

La rapidez con que el Congreso enmendó y acoto la decisión de la Corte fue una prueba contundente.

Mendoza no fue la excepción.

Con una consideración paralela, que no es menor: desmontar, en forma definitiva, los alcances de normas como las que posibilitaron el 2×1 es lo que viene pregonando el gobierno de Cornejo desde un comienzo. Tanto los nuevos funcionarios en cargos clave como la Procuración o la Corte, las distintas reformas para agilizar y hacer más eficiente la administración de justicia, el accionar del Ministerio de Seguridad y las iniciativas que han tenido repercusión nacional en la voz del diputado Luis Petri, apuntan a poner el acento en las víctimas y a acabar con lo que popularmente se denomina “la puerta giratoria”. De cualquier tenor que sea.

Dicho de otro modo, lo que se viene ambicionando, en la misma dirección (y en contra de los abolicionistas), es eliminar la laxitud en la aplicación de la pena. Quien delinque, debe estar preso, es la idea matriz.

Y como reflexiona alguien que trata de sustraerse al tumulto y al ardor pasional de estas horas: “Lo concreto, es que nadie quiere quedar pegado con algo que termine defendiendo a Astiz y a otros represores de esa calaña. Pero es muy difícil explicar, con la cabeza fría, el principio de benignidad de la ley penal sin que te pase lo que les está ocurriendo a los tres magistrados de la Corte”.

Lo trascendente, a fin de cuentas, fue la masiva confluencia en las calles, en los comités políticos, en las legislaturas, en las usinas de pensamiento, para defender un consenso histórico.

Un país que pudiera agruparse más seguido, en torno a asuntos de fondo como este, sería otro país.

El PJ y su grano de arena
En la arena doméstica, el gobierno provincial pudo cerrar otras aspiraciones de circunstancia. Una fue la reforma electoral, que desembocó, como habíamos previsto, en el anuncio de elecciones unificadas con la Nación en agosto y octubre. Los municipios, con alguna mínima excepción, se han sumado.

O sea, todos contentos.

Donde fue menester un mayor espíritu de colaboración, sin embargo, fue en el tratamiento de la ley que dispone el empeño laboral para los internos de las cárceles locales.

“Los radicales necesitan los dos tercios y se los vamos a dar”, anunciaba la combativa senadora Patricia Fadel pocas horas antes del tratamiento final en la Legislatura, pese a las objeciones que el PJ fue planteando a medida que el proyecto ganaba estado público.

Fue una manera de completar una semana de sensatez política.

La posibilidad de ser constructivo aun en el disenso. Aun en el inicio mismo de la campaña electoral.

Compartir

Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Scroll to top