Entre el juicio histórico y el incómodo “Don Julio”

Entre el juicio histórico y el incómodo “Don Julio”

jul 30, 17 • In Columnas, Política, Tapa

Semana trascendente. La condena a cuatro jueces federales y el Parque TIC sobresalieron. Pero el impacto electoral lo dio De Vido

Los precandidatos peronistas Jorge Tanús, Omar Félix y Juani Jofré (de izq a derecha) y su posición frente a De Vido. (Ilustra Diego Juri para UNO)

Los precandidatos peronistas Jorge Tanús, Omar Félix y Juani Jofré ante el “problema  De Vido” (Ilustra Diego Juri para UNO).

Por Andrés Gabrielli
Diario UNO

Se vivió una semana intensa en diversos frentes, con hechos trascendentales que, sin embargo, a dos semanas de las PASO, no tuvieron demasiado impacto electoral.

Lo que sí se incrustó, de lleno, en el cuerpo de las respectivas campañas fue la maratónica sesión en Diputados de la Nación en torno a la permanencia, o no, del cuestionado exsuperministro Julio De Vido.

Otros asuntos, como la condena, calificada unánimemente de “histórica”, a cuatro jueces del Proceso, fueron parte de una agenda común que no motivó divisiones mayores en el seno de la sociedad.

Este hecho, al igual que la inauguración del Parque Tecnológico, fueron muestras de políticas de Estado. De iniciativas centrales que trascienden los episódicos sellos de la partidocracia.

El veredicto del siglo
Luego de un juicio de tres años y medio, con 216 audiencias, la condena a 25 de los 28 acusados por delitos de lesa humanidad adquirió notoriedad mundial.

“Este es el juicio más importante en la historia de la provincia de Mendoza”, declaró, visiblemente emocionado, Pablo Salinas, abogado querellante por el Movimiento Ecuménico de derechos Humanos.

Los nombres de cuatro jueces federales durante los tiempos de la dictadura quedarán grabados a fuego en los anales: Otilio Romano, Guillermo Max Petra Recabarren, Luis Miret y Rolando Carrizo.

Pasado el conmovedor fallo, cabe preguntarse ahora: ¿por qué ocurrió en Mendoza, con los jueces federales, lo que no ocurrió aún en el resto del país? ¿Por qué, aquí, precisamente, el hecho “histórico”?

Desde un punto neutral, un experto local ensaya una hipótesis: “Hubo una decisión política de hacer la prueba en Mendoza para después replicarla en el resto del país”.

La ola, en efecto, ya está en marcha y se irán viendo sus efectos sucesivamente.

Ahora bien, en el centro de todo el entramado hay un nombre que destaca nítidamente: el de Omar Palermo, hoy supremo de la Provincia, que, según las fuentes confiables, fue quien condujo la operación en la Justicia Federal de Mendoza y en el armado ideológico.

¿Cuál fue uno de los aportes conceptuales? Que se le dio un significado jurídico distinto al concepto de la autoría y la participación criminal. En un momento de escalada se llegó a apuntar contra jueces provinciales (se pretendía tratarlos como represores) e, incluso, contra intendentes civiles durante el gobierno militar.

Posiciones, estas últimas, que luego se morigeraron para arribar, por último, al fallo “histórico” de esta semana.

Tecnología y política de Estado
Sobre la inauguración, el jueves, del Parque Tecnológico en Godoy Cruz, basta un par de palabras.

Es la más grande apuesta de la Provincia en dirección a los principales desafíos que plantea el siglo XXI, para un mundo de ciencia ficción bajo los parámetros de la inteligencia artificial.

Un raro fruto de políticas de Estado, pues el proyecto se inició durante el gobierno de Jaque, lo continuó Paco Pérez y pudo inaugurar las instalaciones, con decidido apoyo, Alfredo Cornejo.

Y aúna, en ramillete, como destacó el rector Daniel Pizzi, el esfuerzo conjunto del Gobierno, la iniciativa privada y la universidad.

En pleno auge de la nefasta “grieta”, un soplo vivificante. De algo nuevo. De mirada al futuro.

El incómodo De Vido
El show en torno a don Julio De Vido se montó en Buenos Aires, en el Congreso, pero el efecto político se extendió a todo el país.

Estaba claro que el diputado y mano derecha de Néstor y Cristina Kirchner no podía ser echado del Congreso. No daban los números. Pero obligaba a definirse políticamente.

Para los diputados y candidatos en primer término de Mendoza (a diputados nacionales, justamente), la situación se presentó con claroscuros para unos pocos solamente.

En el oficialismo, no había dudas. Los seis representantes de Cambiemos votaron a ojos cerrados por la destitución de De Vido.

Los dos kirchneristas, Carmona y Abraham, también votaron a ojos cerrados, pero en sentido diametralmente opuesto.

Miranda, peronista no K, y la izquierdista Soledad Sosa finalmente votaron “a favor”de De Vido, aunque tuvieron que dar laberínticas explicaciones para justificar su postura.

Más aguda y delicada resultó la situación para los tres candidatos del PJ en las primarias de agosto.

El más aliviado resultó Juani Jofré quien, en su carácter de cristinista duro y puro, acompañó el aval al exsuperministro, lo mismo que a Maduro en Venezuela o a Nélida Rojas en Lavalle. Es parte del frente monolítico del camporismo.

Omar Félix y Jorge Tanús, en cambio, cultivan, ambos, un perfil moderado. Y coinciden en su posición.

En primer lugar, critican el montaje electoralista en torno a De Vido. Y apuestan por sacar los fueros y dejar actuar libremente a la Justicia.

“La Justicia no se puede meter a hacer política y, consecuentemente, la política no puede ponerse a administrar justicia”, resume Félix.

A dos semanas de votar. La espumita irán subiendo de aquí en más.

Despacito.

Poquito a poquito.

Compartir

Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Scroll to top