De Marchi carga la honda de David contra Goliat

De Marchi carga la honda de David contra Goliat

abr 7, 19 • In Columnas, Política, Tapa

Por Andrés Gabrielli
Diario UNO

El intendente de Luján y precandidato a gobernador de Mendoza, Omar De Marchi.

El intendente de Luján y precandidato a gobernador de Mendoza, Omar De Marchi.

Por la fe que tiene en sí mismo, el hombre se siente en condiciones de mover montañas. Cualquier montaña.

“Voy a ganar”, repite a quien quiera oírlo, en público o en privado. “En diciembre voy a ser el nuevo gobernador de los mendocinos”.

El convencimiento que se lee en el rostro del intendente de Luján, Omar De Marchi, en su condición de precandidato a la gobernación, despeja cualquier duda en cuanto a que se trate de una mera expresión de deseo o de una imaginería delirante.

Es un dirigente político experimentado. Ha ganado y perdido en las urnas todos estos años. Sabe de lo que habla. Sabe, sobre todo, de cálculos electorales.

¿En qué se fundamenta, entonces, De Marchi, para anunciar con tamaño convencimiento que derrotará, primero y principal, al poderoso equipo del oficialismo en las próximas Primarias Abiertas?

Porque su rival será, antes que Rody Suarez, el actual jefe comunal de la Ciudad, que disputará su mismo casillero en las PASO, el propio gobernador, jefe local y nacional de la UCR.

Alfredo Cornejo es el Goliat del proceso electoral que está tomando cuerpo en la provincia.

Suárez, como heredero designado, es su lugarteniente número uno. Y el resto de los intendentes radicales del Gran Mendoza, Tadeo García Zalazar, Daniel Orozco, Marcelino Iglesias, una poderosa segunda línea. Y, por si esto fuera poco, con el superministro Martín Kerchner metiéndosele, cual caballo de Troya, a disputarle su propio territorio lujanino, su barrio.

Un scrum que mete miedo.

De Marchi se calza su típica sonrisa entre pícara y mefistofélica ante el abrumador despliegue de soldados y guarniciones enemigos que le ofrece el mapa de batalla, y replica: “Hoy los aparatos ya no cuentan. La sociedad ha cambiado. Lo que importa es la gente. Y la gente me va a elegir a mí. Lo tenemos medido”.

Aun así, la empresa aparece, en los papeles, como cercana a lo imposible.

Y justamente es eso lo que más lo envalentona: el ir de punto. El no ser el caballo del comisario (local). El no ser el favorito de la cátedra.

“Repasemos la historia de los gobernadores de Mendoza, desde el 83 a la fecha”, invita.

Compartir

Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Scroll to top