¡Por fin las malhadadas PASO tendrán sentido en Mendoza!

¡Por fin las malhadadas PASO tendrán sentido en Mendoza!

abr 24, 19 • In Columnas, Política, Tapa

Por Andrés Gabrielli
Diario UNO

PASO-2019

Desde su creación a nivel nacional en 2009 de las primarias abiertas, simultáneas y obligatorias, las malhadadas PASO, nunca habían honrado cabalmente su cometido en Mendoza (tampoco en la Nación, hay que decirlo).

En muy exiguas ocasiones le dieron un aporte real a la cuestión política de la provincia. Y cuando eso ocurrió, fue de manera parcial. El ejemplo más reciente tuvo lugar dos años atrás, cuando tres candidatos peronistas, Omar Félix, Juani Jofré y Jorge Tanús, definieron en competencia interna la grilla de candidatos al Congreso de la Nación.

Tuvo, esa elección, un efecto práctico concreto y produjo el consecuente interés de la población.

Pero, en líneas generales, las PASO fueron una herramienta menor, medio inútil, tempranamente herrumbrada. Un mecanismo que engrosó el calendario electoral hasta el delirio en una Argentina cada día más delirante. No solo se acude a las urnas cada dos años, con el consecuente desbarajuste que eso implica en materia de gasto público desviado con fines meramente proselitistas; sino que, además, con el festival de desdoblamientos municipales y provinciales respecto de las fechas nacionales, nos pasamos votando todo el año.

Y, por ende, vamos a saturar nuestra atención mirando resultados todo el año.

El comienzo ha sido en Neuquén, Río Negro, Entre Ríos, Chubut y San Juan. Solo como aperitivo. Seguiremos así hasta diciembre. Cuando, en realidad, lo que hoy deberíamos hacer los argentinos, más que ir pispiando comicios aquí y acullá, es andar controlando precios cuidados en las góndolas y descubriendo alguna caja de leche a precio razonable.

Delirios propios de un país que no halla el rumbo.

Afortunadamente, este año Mendoza le dará, por fin, una razón de ser a las PASO. Por primera vez desde que fueran inventadas, habrá una justa con todas las de ley. Con todos los ingredientes institucionales y políticos para ponerlas en valor.

Las dos fuerzas mayoritarias que conforman radicales y peronistas –pese a sus nombres de fantasía- definirán sus propuestas, desde gobernador para abajo, en primarias abiertas, simultáneas y obligatorias.

Ambos desafíos incluyen a equipos competitivos, encabezados, en un caso, por los binomios Rody Suárez/Mario Abed y Omar De Marchi/Susana Velázquez, por un lado; y Alejando Bermejo/Cristina Da Dalt y Anabel Fernández Sagasti/Jorge Tanús, por el otro.

Debido al genuino interés que despierta cada uno de los duelos, los votantes no sentirán la tentación de inmiscuirse, cual intrusos, en la interna de un partido que no es de su preferencia.

Mendoza, por otra parte, volverá a distinguirse notoriamente, desde lo institucional, del embarullado y deprimente panorama nacional, donde nadie, entre los principales candidatos a presidente, se inclina por legitimarse en las PASO: ni Macri ni Cristina Fernández ni, insólitamente, Roberto Lavagna, todos con ínfulas de capanga.

Ya que estaremos podridos de votar y de perseguir resultados electorales, aquí, por lo menos, no habrá grieta cerrada y achacosa, con tufillo a rancio.

Acudiremos a las urnas con alguna expectativa buena. Con alguna chance de renovación. Con un cacho de esperanza, aunque en módica dosis local.

No es poco, dadas las circunstancias.

Compartir

Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Scroll to top