El PJ busca este domingo una foto que le dé más sabor local al “Tío Alberto”

El PJ busca este domingo una foto que le dé más sabor local al “Tío Alberto”

ago 28, 19 • In Columnas, Política, Tapa

Por Andrés Gabrielli
Diario UNO

WhatsApp-Image-2019-08-22-at-20.54.37 (1)

En condiciones normales, suponiendo que la Argentina fuera un país “normal”, el peronismo habría tenido chances muy escasas de ganar las elecciones provinciales del 29 de septiembre.

Lo comprueba el hecho de que cuatro de las comunas administradas por su signo político desengancharon sus comicios de la Provincia para asegurarse la manuteción del poder. En San Martín, San Rafael, Lavalle y Tunuyán se votará, efectivamente, por anticipado, el próximo domingo.

Pero las anomalías propias de la vida político-institucional del país –el tembladeral en el que vivimos- suelen abrir nuevas posibilidades a cada vuelta del camino.

Para ser justos, digamos que el PJ local esperaba algo de esto, cuando se empezó a dar forma al calendario electoral en curso. Esperaba –y ansiaba- una declinación popular del gobierno de Mauricio Macri; aunque, claro está, no de la magnitud que se verificó en las primarias presidenciales de este mes.

Tras las PASO que pusieron sideralmente en órbita a la fórmula Fernández-Fernández, el peronismo menduco pudo restregarse las manos: se encontró, de repente, ante una posibilidad única. Las urnas nacionales le estaban dando un regalo llovido del cielo. Un plus ajeno a sus méritos propios.

Frente al largo invicto que ostenta el radicalismo en la provincia y a la solidez que emana del liderazgo del gobernador Alfredo Cornejo, hoy por hoy el PJ le lanza, de frente, la ola oceánica donde viaja la candidatura nacional de Alberto Fernández.

¿Cuánto de eso se trasladará al ámbito local? ¿Cuánto contagio producirá en un electorado, como el mendocino, reflexivo, severo emocionalmente, al que es muy difícil hacerle pasar gato por liebre?

Según deduce la consultora Martha Reale de sus recientes mediciones, el mendocino medio es capaz de disociar claramente las distintas instancias electorales. Disociar, específicamente, una votación nacional de una provincial.

Ahí estará, pues, el mayor desafío de las huestes que comanda Anabel Fernández Sagasti para intentar una acometida exitosa rumbo a la gobernación: lograr una inyección de clima electoral argentino en Mendoza. Que la fórmula Fernández/Fernández transmute en Fernández/Fernández/Fernández Sagasti. Un trencito de la alegría…

En esa imperiosa, determinante necesidad de provincializar los humores y las tendencias es que adquiere una mayor relevancia el capítulo electoral de este domingo en el ámbito municipal.

Anabel buscará batir el parche y pavonearse al máximo posible con la foto del eventual triunfo de los candidatos de su partido, especialmente en las comunas grandes como San Rafael y San Martín, aunque ninguno de sus intendentes sean de cuño camporista, sobre todo el sureño Emir Félix. Ambos hermanos Félix, con Omar a la cabeza.

Pero los peronistas son pragmáticos (ya lo he dejado en claro Tío Alberto) y saben sonreír juntos cuando de mantener o reconquistar el poder se trata.

Por lo tanto, el PJ mendocino espera con ansias el domingo, para salir a festejar estentóreamente, con mensaje de Alberto incluido.

Enfrente, con cara de póker, adusta, pero tranquila, lo estará esperando la UCR, con Alfredo Cornejo a la cabeza y su delfín Rodolfo Suarez a su vera… lejos, muy lejos, tan lejos como sea posible, de la figura difuminada del presidente Macri.

Confían, los radicales, en el capacidad discriminatoria del mendocino. Y en sus propios pergaminos. Difícilmente se les mueva un pelo.

Lo sienten en las entrañas: el 29 de este mes será la hora señalada.

Compartir

Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Scroll to top